sábado, 14 de noviembre de 2020

Apoyamos alfarera de Ñuble finalista en premio nacional


LOCAL.- Mónica Venegas, alfarera de Quinchamalí, es finalista en el Premio a Mujer Ícono Sello de Origen, que por primera vez entregará el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI), por su destacada labor en la creación de productos tradicionales y únicos de Chile, con características distintivas y asociadas a su territorio

El tesoro de Quinchamalí

"Para mí fue una sorpresa haber sido seleccionada para este premio nacional", comienza diciendo Mónica Venegas, quien destacó la improtante labor de la mujer en el rescate y mantención de grupos y asociaciones rrlacionadas a la artesanía. En la Noche Informativa, que se transmite, desde el inicio de la pandemia, de lunes a viernes a las 22 horas por Facebook Live, YouTube y Periscope, Venegas habló de sus proyectos y la nominación.

Un trabajo que se caracteriza por un intenso color negro decorada por figuras blancas. Mónica Venegas ya es una experta con más de treinta años en el rubro. "Lo que nosotros hacemos es exclusivo de esta comunidad, la greda, arenas y todo lo que ocupamos son extraídos de nuestra propia localidad" y es precisamente eso lo que destaca el sello de origen.

En Quinchamalí son cerca de setenta alfareras, pero solo una treintena de ellas siguen activas. Problemas de salud son la principal preocupación. Por eso mismo, desde Inapi buscan realzar y preservar esta labor.

"Antiguamente las alfareras de la zona hacían su trabajo, pero no se sentían valoradas por su arte. Ellas no eran dueñas de su trabajo porque el valor se la daba el comerciante. Hoy hemos avanzado y es reconocido porque este arte cuenta la historia de nuestro pueblo", destaca Venegas.

Tesoro Humano Vivo, Denominación de Origen, son sólo algunos de los reconocimientos con que se ha destacado a las alfareras de Quinchamalí, quienes quieren que este legado siga vivo en las nuevas generaciones. Mónica Venegas reconoce que son pocos los jóvenes que participan en alfarería, pero hay talento ellos.

El golpe del covid

La pandemia ha puesto trabas a todo el mundo y los artesanos no quedan al margen. Ferias y exposiciones son el escenario para ellos y claro que también para las alfareras. Turismo restringido, al igual que actividades al aire libre, han perjudicado las ventas de sus productos.

"Con el estallido social comenzó la tragedia", reconoce Venegas, quien recuerda que tenían ferias programadas para la navidad del año pasado, pero "debieron suspenderse", luego, con la pandemia y cuarentena se acabaron las ventas, "estábamos bloqueadas en ese momento".

Redes sociales y ayudas desde el gobierno han sido aliados importantes en su reactivación económica. Ahora, con este reconocimiento, es de esperar que esta situación mejore y la alfarería sea aún más reconocida.

Quienes quieran votar por Quinchamalí y su alfarería, pueden hacerlo hasta este viernes 13 de noviembre en www.inapi.cl para así apoyar a la única representante de Ñuble y de la artesanía de Quinchamalí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario