martes, 6 de octubre de 2020

Se abren las terrazas, un respiro para la cocina sancarlina


LOCAL.- (Patricio Parra-Arellano).-  Desde mediados de marzo se cerraron los restaurantes en San Carlos, golpeando con fuerza a todo el sector gastronómico. "Fue algo que nunca esperamos vivir, nos cerraron, me fui a la casa y estuve 4 mese sin hacer nada... sin trabajar, porque no podíamos abrir", cuenta Rolando Contreras, dueño del histórico restaurante, El Caribe.

Como él, muchos buscaban respuestas en las autoridades, pero en un inicio, no era mucho lo que se sabía, por lo que desde ningún organismo se les dio alguna fecha para la reapertura de sus negocios. "Al tiempo nos dijeron que podíamos abrir, pero como delivery. Para nosotros eso es como, 'pan para hoy y hambre para mañana', solo sirve para ir cubriendo gastos y pagar lo mínimo. Durante todos esos meses cerrados, se fueron todos los ahorros".

San Carlos está en la etapa 3 del 'Plan paso a paso' y luego de charlas, capacitaciones y la creación e implementación de los protocolos, los restaurantes pudieron abrir bajo estrictas normas de funcionamiento y solo aquellos que cuentan con terraza. El Caribe no contaba con una, así es que habilitaron un espacio que, casi por casualidad, se creó luego del terremoto del 2010.

Rolando ahora se muestra feliz y menos preocupado, "con la atención al público ahora estamos mejor, antes vendíamos entre 30 y 50 colaciones, hoy ya estamos llegando a 100", lo que le permite un ahorro mínimo y trabajar con toda su gente.

No todo son cuentas alegres

Pese a esta reapertura, no todos se han vusto beneficiados, ya que muchos locales no cuentan con terrazas. "Lo único bueno de la pandemia, es que sirvió para que la gastronomía se uniera y nos apoyáramos en tiempos difíciles", dice Marcelo Hurtado, dueño de Panino y parte del directorio que quiere conformar la Cámara de Turismo y Gastronomía, en San Carlos.

Marcelo Hurtado cuenta que están preparando una carta al gobernador de Punilla y también al alcalde. La idea es solicitar un bono de reactivación, ya que, "la mayoría de los restaurantes siguen cerrados y solamente con delivery. Ese no es negocio, es solamente para sobrevivir. No vemos bonos ni reactivación a nuestro sector, pero sí se vio eso con los camioneros".

También espera el apoyo del municipio y por qué no, replicar o adaptar medidas que se están tomando en otras regiones, sobre todo para apoyar a los locatarios que no cuentan con terrazas. "Vemos que en Santiago se cierran calles y habilitan veredas, acá podríamos hacer algo así, al menos los fines de semana, o buscar un lugar donde se puedan poner mesas y atender al público".

Por ahora, resta seguir luchando y esperar una mejora en las cifras de contagio para poder atender a sus clientes dentro de sus negocios. Para eso no hay fecha estimada, por mientras, esperan la ayuda de las autoridades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario