martes, 6 de octubre de 2020

Muestran realidad productiva y económica de sector industrial manufacturero de Ñuble


REGIONAL.- (Comunicado).- Valor agregado, automatización y vinculación de liceos y empresa potenciarán a sector industrial manufacturero de Ñuble

Reporte sectorial del Observatorio Laboral de Ñuble muestra la realidad productiva y económica de este sector que genera más de 22 mil puestos de trabajo anuales.

Generar valor agregado en la producción proveniente desde el sector silvoagropecuario para ampliar la matriz productiva de la región, mejorar las competencias de los trabajadores y adecuar las mallas curriculares de acuerdo a las necesidades de los territorios son algunas de las recomendaciones de representantes de empresas, gremios, autoridades y expertos para el sector industrial manufacturero de Ñuble.

Las conclusiones son parte de una radiografía sectorial realizada por el Observatorio Laboral de Ñuble (OLÑ), a partir de cifras del INE, de la Encuesta Nacional de Demanda Laboral (ENADEL), el Banco Central y Casen, entre otras, además de entrevistas a actores claves de este sector que es una fuente de empleo para más de 22 mil personas en la región.

RESULTADOS GENERALES

El Reporte el sector industrial manufacturero de Ñuble del OLÑ describe que un 25% de los trabajadores del sector se desempeña en ocupaciones elementales y un 17% son operadores de planta y de máquinas, de los cuales, el 15% y 4% respectivamente de estos grupos corresponde a mujeres. 

Además, el 76% de las empresas de Ñuble son pequeñas y agrupan el 35% del total de ocupados del sector de acuerdo a los resultados de ENADEL.

Al realizar un análisis comunal, la comuna con mayor cantidad de ocupados corresponde a Chillán, San Carlos y Yungay, en menor medida están las comunas de Chillán viejo, Bulnes, Quillón y Coelemu.

La distribución de los ocupados del sector según su nivel educacional a partir de las cifras de la encuesta de empleo ENE, destaca el 55% de los ocupados de la industria manufacturera (43% en la región) está formada por trabajadores con educación media, un 34% con educación básica (al igual que la región). 

De forma adicional, se destaca la baja proporción de profesional en el sector, ya que solo un 6% de ellos corresponde a esta categoría, situación distante del 14% de profesionales de la región de Ñuble.

Respecto a las dificultades para llenar las vacantes, la más mencionada por las empresas del sector es la falta de competencias técnicas necesarias para el cargo, le sigue la falta de experiencia laboral y la escasez de postulantes.

En relación a las competencias solicitadas para las vacantes, los requisitos más buscados se vinculan con las competencias técnicas (aquellas necesarias para el desempeño de funciones con el manejo de maquinarias, uso de herramientas, etc.), competencias actitudinales (tales como la responsabilidad, puntualidad, creatividad, etc.) y competencias conductuales (relacionadas con la interacción con otros, tales como comunicación efectiva, trabajo en equi- po, etc.).




No hay comentarios:

Publicar un comentario