viernes, 12 de junio de 2020

Proyecto revaloriza el patrimonio agroalimentario local


Un llamado a poner en valor el patrimonio agroalimentario de Ñuble hizo el académico de la Facultad de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Concepción (fiaUdeC), Dr. Christian Folch Cano,
quien destacó a la castaña como un ejemplo de ese patrimonio. En esa línea, afirmó que el Departamento de Agroindustrias que dirige está ad portas de concluir el proyecto de investigación para desarrollar una crema untable a partir de este fruto.

El investigador afirmó que las principales acciones vinculadas al patrimonio agroalimentario han estado enmarcadas en la valorización de la producción agroalimentaria tradicional mediante la generación de mecanismos que permitan certificar la calidad y autenticidad del producto, a través de estrategias de diferenciación, enfocadas mayoritariamente en mercados externos.

El dr. Folch explicó que la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), agencia del Ministerio de Agricultura, y los mecanismos de certificación mediante el programa Sello de Origen, del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi), están incentivando procesos de patrimonialización asociados a una reactivación económica de las economías locales y a un efectivo resguardo de las culturas alimentarias.

“Instancias como el comercio justo, o los circuitos cortos de comercialización se presentan como alternativas que buscan estrechar las relaciones de confianza entre productores y consumidores, fortaleciendo el capital social y reduciendo el número de intermediarios, distancias geográficas e impactos al medio ambiente”, expuso.

El académico planteó que se debe fomentar el enfoque territorial en los procesos de planificación y gestión, “que consideren problemas estructurales del espacio rural hoy en día, como la retención de población joven que se desempeñe en las labores agropecuarias, la inclusión de los pueblos originarios y el apoyo a las mujeres, que no solo se vinculan a la producción agrícola, sino que desempeñan otras actividades propias del espacio rural, como la artesanía, el turismo y la elaboración de alimentos procesados”.


CASTAÑAS DE EL CARMEN
En ese contexto, el Departamento de Agroindustrias de la UdeC ha apoyado a distintas comunidades campesinas a través de iniciativas enfocadas en la revalorización del patrimonio natural y cultural de las regiones de Ñuble y Biobío, entre los cuales su director destacó el proyecto “Utilización completa del fruto del castaño, para la elaboración a escala piloto de una crema untable con la incorporación de aditivos especializados que le otorguen propiedades funcionales”, que es apoyado por FIA.
El Dr. Folch, quien también dirige este proyecto que partió en 2018, indicó que se busca impulsar y abrir nuevos nichos de mercado para la Agrupación de Productores y Procesadores de Castaña de El Carmen.

La castaña es un fruto altamente disponible en Ñuble y se concentra principalmente en El Carmen, donde su recolección es una actividad típica. Sin embargo, hasta hace poco existía poca información sobre el cultivo del castaño en la zona, caracterizado por la baja agregación de valor, y en consecuencia, con bajos retornos por la comercialización de la fruta. Por ello, la mencionada agrupación nació con la finalidad de equiparar sus precios y ofrecer su producción de forma segura anualmente.
Según dijo el investigador, el proyecto que ejecuta la UdeC “les ha permitido caracterizar por primera vez su producción, la cual abarca 13 zonas de la comuna. Los resultados establecieron rangos poblacionales de la castaña según calibre, características fisicoquímicas, nutricionales, características diferenciadoras como ausencia de pesticidas y composición bioactiva, reafirmando el hecho de que se trata de productos silvestres y de gran calidad”.

Detalló que los resultados indican que es posible la utilización del fruto completo (pulpa y piel), “optimizando el uso de la materia prima, dándole atributos adicionales (fibra y antioxidantes) y reduciendo costos. Esta es una oportunidad para desarrollar y comercializar nuevos productos con mayor valor agregado elaborados a partir de castañas, pudiendo utilizar el 49% de la producción nacional destinada al rubro agroindustrial”.

Consultado por el estado de avance del proyecto, el Dr. Folch señaló que el producto crema untable se encuentra en su etapa final y será presentado a nivel local para su venta y consumo en forma directa o para preparaciones de repostería y chocolatería fina, y añadió que este producto se podría posicionar en el mercado nacional como “una nueva alternativa de comercialización colectiva de las castañas, beneficiando la economía local y promoviendo el patrimonio agroalimentario de la Región de Ñuble”.

“En un futuro cada vez más cercano -reflexionó el investigador-, la agrupación de castañeros será capaz de producir alimentos con una fuerte identidad territorial, entregándoles una nueva alternativa de ingresos para el resto del año”.
De esta forma, adelantó que el siguiente paso “es encadenar productivamente a la agrupación para mejorar la venta del fruto fresco y la elaboración de otros productos innovadores, a través de un modelo asociativo con el sector castañero de la Provincia de Diguillín”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario