martes, 30 de junio de 2020

Agricultores y comunidades indígenas del Biobío donan 8,5 toneladas de papas para ollas comunes


Pequeños agricultores y comunidades mapuche y lafkenche de las comunas de Cañete y Tirúa donaron 8.500 kilos de papas para distintas ollas comunes de la Región del Biobío con el objetivo de hacer frente a la crisis social originada por la pandemia del Covid-19.
La ayuda -420 sacos y mallas- también será distribuida en hogares de ancianos, comedores y campamentos de ocho comunas de la zona.

La cruzada, denominada “Cada saco de papa cuenta”, es impulsada por productores de la Provincia de Arauco y comenzó en la comuna de Curanilahue. Su organizador, el agricultor Herito Aravena, dijo que “con esta ayuda queremos llegar a la gente que más lo necesita durante esta pandemia. El objetivo es devolverle la mano a nuestros clientes y consumidores en estos tiempos difíciles, y qué mejor que hacerlo con nuestro producto estrella de la zona que es la papa”.


Aravena contó que a los agricultores de Cañete y Tirúa se sumaron además las comunidades Miguel Yevilao y Juan Lincopan y el Comité Alto Quilantahue. Añadió que “todos quienes participan en la campaña son usuarios de INDAP, razón por la cual quisimos invitar al director regional de la institución, Odín Vallejos, y al seremi de Agricultura, Francisco Lagos, a participar de esta acción solidaria, considerando el apoyo técnico que nos entregan los servicios del agro”.

La campaña “Cada saco de papa cuenta” llegará a hogares de ancianos, ollas comunes, comedores fraternos y campamentos de las comunas de Curanilahue, Arauco, Lebu, Cañete, Los Álamos, Talcahuano, Concepción y San Pedro de la Paz.




No hay comentarios:

Publicar un comentario