sábado, 16 de mayo de 2020

En el embalse Colbún quedarán las aguas extraídas desde Laguna del Maule para generación


AGRO.-(Diario El Centro).-  Acuerdo permite que el recurso sea resguardado para la próxima temporada de riego 2020-2021 y será firmado este viernes por regantes, empresas eléctricas y el MOP.
Tras la extracción de aguas que comenzó el pasado 11 de mayo desde Laguna del Maule para fines de generación eléctrica, lo cual despertó el descontento por parte de gremios agrícolas y parlamentarios de la región, durante la jornada de este jueves se llegó a un acuerdo entre todos los actores involucrados, según anunció el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno.

El secretario de Estado explicó que este pacto, al cual llegaron la Junta de Vigilancia del Rio Maule (JVRM), las empresas eléctricas Enel y Colbún, junto a los ministerios de Energía, Agricultura y el MOP, este último, representado por la Dirección General de Aguas (DGA) y la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), sería firmado durante la jornada de este viernes.

Moreno explicó que el acuerdo se sustenta en que las aguas que están siendo extraídas desde Laguna del Maule por parte de Enel, quedarían almacenadas en el lago Colbún para que sean utilizadas durante la próxima temporada de riego 2020-2021, evitando así perjudicar a los más de 13 mil 500 agricultores que demandan de este recurso para el riego de sus cultivos en más de 200 mil hectáreas alrededor de la cuenca del río Maule.

“Creo que tendríamos la solución del problema, donde no se perdería más el agua para riego que se embalsarían en Colbún y quedarían disponibles para ser usadas cuando los regantes lo estimen conveniente y útil para ellos”, sostuvo Moreno.


La máxima autoridad del MOP aseguró que -a pesar de faltar algunos pequeños detalles en las negociaciones- tanto los regantes, como las empresas eléctricas y los organismos del Estado, trabajaron en conjunto para darle una solución factible a este complejo conflicto.

También precisó que las aguas que serán liberadas desde Laguna del Maule hasta que Enel haga uso del porcentaje al que tiene derecho, pasarán a ser propiedad de los regantes para su uso en un futuro. Añadió que los sectores agrícolas ubicados están por encima del embalse de Colbún y que representan un 25% de los regantes, también recibirán agua -cuando lo necesiten- a través de otros conductos.

SEQUÍA EXTREMA
En ese contexto, el ministro Moreno destacó la importancia del acuerdo para que no sea desperdiciada esta importante cantidad de agua y que pueda ser posible ser utilizada para el riego.
“Creo que el camino que se ha tomado de ir buscando soluciones en base a trabajar en conjunto, me parece que es un muy buen paso, aunque entiendo que ellos ya tenían otros acuerdos de ahorro de aguas que también permitieron aumentar los niveles de la Laguna del Maule durante el verano”, resaltó.

El secretario de Estado se refirió a la complejidad del caso de Laguna del Maule, por ser uno de los pocos embalses cuyos acumulados cuenta con una doble función, esto es, riego agrícola y generación eléctrica. Por ello, manifestó su deseo que -ojalá- siempre que se ocupen estas aguas, sea otorgándole ambos usos, priorizando su extracción -de ser posible- en el periodo de temporada de riego.

“El convenio de la Laguna del Maule tiene sus propias normas, pero lo especial de estos tiempos es que tenemos una situación de sequía extrema. Nunca en la historia de Chile hemos tenido la sequía que tenemos hoy, donde todo indica que vamos a tener una prolongación de este fenómeno en la temporada de riego que viene, puesto que los pronósticos no son buenos”, señaló.

También manifestó que, en este contexto, es necesario adoptar medidas extraordinarias, como en el caso de este acuerdo público-privado que permitirá que más de 50 millones de metros cúbicos sean conservados para la próxima temporada de riego.

PROPUESTA LEGISLATIVA
El conflicto surgido entre los regantes y las empresas eléctricas por el agua de Laguna del Maule no es nuevo. Por ello, buscando un cambio en las reglas del juego por las que se rige en la actualidad el coordinador eléctrico nacional, el senador por el Maule, Juan Antonio Coloma, presentó el año pasado un proyecto de ley.

El fundamento es que resulta ilógico extraer el agua durante los meses que no tenga ningún otro uso que no sea el eléctrico, siendo necesario regular de una forma distinta el uso de este recurso, como un componente eléctrico durante los meses de invierno.

Coloma resaltó que, a la actual escasez de agua, se suma la existencia de otros recursos con similares costos que pueden ser utilizados para la generación eléctrica durante los meses de invierno, como es el caso del gas.

“Como dato histórico, hace 40 años el precio de la electricidad era muy distinto, en comparación del invierno con el verano. Pero hoy día es cada vez más plano el precio del servicio, existiendo cada vez menos diferencias”, manifestó.

INICIATIVA BAJO ANÁLISIS
El senador indicó que el proyecto está siendo estudiado por los ministerios de Energía, Obras Públicas y Agricultura, con una visión de país, ante la urgencia que amerita la realidad de cuencas hídricas como el Maule.
“No puede ser que, habiendo sequía, no seamos capaces de ordenar la legislación para maximizar el uso del agua, y le demos la prioridad agrícola y de consumo que obviamente tiene”, argumentó.
Manifestó que, para perfeccionar esta iniciativa, se han desarrollado más de tres reuniones en las últimas horas entre los actores involucrado, pudiendo derivar tanto en un proyecto de ley o en un decreto administrativo.

SENTIDO COMÚN
Coloma sostuvo que ha dialogado sobre este particular con el ministro de obras Públicas, Alfredo Moreno, autoridad que –según dijo- se comprometió a estudiar a fondo las facultades que entrega el decreto vigente de escasez hídrica para intervenir en la laguna.
De igual manera, el senador se sumó a la petición del cese inmediato de la extracción de este recurso desde Laguna del Maule, por cuanto consideró absurdo utilizar el agua como fuente de energía para generar electricidad durante el invierno.

Aseguró que se le ha pedido al Gobierno como a las empresas que se proceda al cierre inmediato de las compuertas de este embalse. El parlamentario consideró como absurdo debatir quien tiene o no los derechos sobre el agua acumulada, siendo mucho más importante –en su opinión- tener sentido común y entender la necesidad de preservar el vital elemento para el riego.




No hay comentarios:

Publicar un comentario