sábado, 9 de mayo de 2020

Destacan la importancia de semillas certificadas en tiempos de crisis


Acompañado por el director regional de INIA Quilamapu, Rodrigo Avilés, y por funcionarios de esa repartición, el seremi Juan Molina tomó conocimiento de la actividad
que el  Instituto de Investigaciones Agropecuarias realiza en el  proceso de producción, selección y traspaso de semillas certificadas (de alta calidad) a los productores, y que garantiza la generación de alimentos esenciales en el país.

En esta planta se procesan 3,5 millones de kilogramos de semillas certificadas cada año que surten a productores entre las regiones de O’Higgins y la Araucanía.

Rodrigo Avilés dijo la planta de selección de semillas certificadas “corresponde a un área importante de transferencia tecnológica de INIA. El director regional agregó que “en el escenario de Covid-19, las semillas certificadas debían estar disponible para los agricultores desde el inicio del proceso de siembras en abril, por lo que se mantuvo en funcionamiento permanente durante la implementación del cordón sanitario”.


El directivo recordó que la planta fue inaugurada en diciembre de 2018 y que en su segunda temporada de funcionamiento procesa y selecciona semilla certificada de trigo panadero, trigo candeal, avena, triticale y arroz, todas las cuales cumplen con la calidad y atributos demandados por los productores para la obtención de rendimientos óptimos.

La Planta de selección de semillas certificadas de INIA se emplaza en el Campo Experimental Santa Rosa y cuenta con 4.500 metros cuadrados de superficie construida y una capacidad de selección de entre 4 mil 500 y 5 mil kilogramos por hora, alcanzado los 35 mil quintales por temporada que se extiende entre el 15 de enero y hasta el 30 de agosto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario