viernes, 6 de marzo de 2020

Por qué los caballos suelen dormir de pie


Te contamos cuál es la razón y, por qué los equinos solo sueñan cuando están tumbados.
Los caballos, al igual que todos los animales y sobre todo los mamíferos, necesitan descansar y muchos lo hacen de pie.
Esto se debe a un reflejo de supervivencia, ya que suelen ser animales que tradicionalmente fueron presa fácil para otros depredadores.


Dormir de pie resulta especialmente útil para los caballos salvajes que viven en territorios desprotegidos y para los no estabulados. Basta con ver cualquier reportaje o documental de naturaleza para darse cuenta de que el animal que suele ser presa fácil es aquel que no presta atención a su entorno o aparece claramente “despistado“.

Así, al dormir de pie mantienen activado un ancestral mecanismo de defensa ante un eventual ataque, ya que en realidad, en esa postura, el sueño es ligero, nada profundo. Además, estando de pie tienen la ventaja de que, en caso de acecho, estarían ya preparados para emprender la huida.

¿CÓMO MANTIENEN EL EQUILIBRIO?
Al dormir de pie, liberan el peso de una de las patas traseras al apoyar tan solo la parte delantera del casco. Dejan así los tendones y los músculos en estado de relajación.

Esta postura tan solo les permite dormir alrededor de unas cuatro o cinco horas al día con este sueño ligero. Y esas horas no son continuadas sino repartidas en varios ratos.


TAMBIÉN DUERMEN TUMBADOS
Para conseguir un sueño profundo necesitan tumbarse. Y los caballos solo alcanzan el sueño profundo o bien sobre sus cuatro patas recogidas o bien de costado echados en el suelo. Eso sí, es raro, pero si se sienten muy cómodos y relajados se tirarán en el suelo para descansar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario