sábado, 25 de enero de 2020

Vecinos llegan al concejo municipal para denunciar ruidos molestos


En ambos caso se trataría de locales nocturnos
Un representante de la Superintendencia del medioambiente  acompañó a dos vecinos que por años sufren el drama de convivir con locales nocturnos cuyos ruidos no le permiten vivir  tranquilamente.

Cristian Lineros, encargado de la oficina regional de la Superintendencia de Medioambiente de la región de Ñuble acompañó a Karen Alarcón domiciliada en Brasil, casi esquina de Vicuña Mackenna, donde funciona el pub Luna Negra  y de don Luis Pino, en representación de sus padres que viven en Luis Cruz Martínez  y Riquelme, donde funciona la discotheque  Sunrise.

La autoridad de medioambiente hizo llegar al municipio los antecedentes de ambos casos, tanto a través del JPL como de sus inspectores realicen  las acciones y adopte las procedimientos que corresponden en ambos casos denunciados, puntualmente en el proceso de renovación de patentes  que son semestrales, ya que por su parte la Superintendencia ha elevado   estos caso a al Tribunal Ambiental.

En ambos casos las normas de 50 decibles es sobrepasada  y fue medida desde el interior de los domicilios  y puntualmente desde los dormitorios de las personas afectadas.

El profesional de SMA dijo que a partir del antecedentes aportado (mediciones) el municipio debe actuar en consecuencia, aun cuando el concejo y el alcalde optaron por  solicitar al  representante de la Superintendencia del Medioambiente  una reunión informativa, sin pronunciarse respecto de qué  acción concreta  se realizará por  parte del municipio en favor de los vecinos afectados.


"Nosotros asistimos hoy a esta sesión del concejo municipal dado fundamentalmente en que en ambos  domicilios afectados hay personas mayores y por la continuidad en tiempo que tienen estas denuncias. En el caso de la Discotheque Sunrise  se nos indica que son más de 10 años que viven con este problema y en el caso del pub "Luna Negra" ustedes  saben que se han hecho algunas obras estructurales y el ruido se ha intensificado últimamente".

Lineros dijo que hay un proceso sancionatorio en curso donde se podría llegar a la paralización de algunos de estos locales, aun cuando reconoció que uno de estos locales no ha acatado lo señalado por la SMA y  el siguiente paso es el Tribunal Ambiental de Valdivia. 

Karen Alarcón Silva pidió al concejo una audiencia para  dar conocer antecedentes del caso que le afecta y se le respondió que primeramente se reunirán con el representanta de la SMA para   conocer de la materia.

A la salida del concejo ambos denunciantes señalaron que el problema es de larga data  y que han reclamado al municipio sin resultados hasta el momento.




No hay comentarios:

Publicar un comentario