viernes, 18 de octubre de 2019

Sin resultados a millonario robo a residencia en San Carlos


LOCAL.- Recompensa  $1 millón a quien dé pista del robo.-  Angustiada se encuentra una familia que sufrió un cuantioso robo en su vivienda ubicada en cercanías de la Plaza.

Delincuentes se llevaron numerosas especies avaluadas en 9 millones de pesos, por lo que están ofreciendo una recompensa de $1 millón a quien logre entregar un dato certero sobre el destino de sus pertenencias.
El matrimonio de Antonella Muñoz Campos y Rodrigo Aguilar junto a sus dos hijos se encuentran muy afectados por el robo, ya que las especies sustraídas, tenían un valor sentimental.
“Voy entrando a la casa y nos faltaban muchísimas cosas, se dieron el trabajo de sacar todas las lámparas y dejar todo muy ordenado. O sea con una paciencia, yo creo que estuvieron muchos días e hicieron muchos traslados. Más que un tema monetario, son objetos que si se revenden son muy caros, pero para nosotros lo que nos importan son los recuerdos”, sostiene Antonella.

La familia no se encontraba en la vivienda al momento del robo, ya que poseen otra propiedad.
El lunes pasado, los delincuentes aprovecharon esa ausencia para arrasar con todo, en un robo tipo “mudanza”.
“Estamos ofreciendo una recompensa de un millón de pesos a la persona que nos dé el dato certero de dónde puedan estar las cosas. Fueron lámparas de lágrimas, de bronce, con tulipas, mucha ropa, calzado de marca, chaquetas, un reloj cucú antiguo, dos sofás de cuero, espejos, cuadros, pinturas. Sacaron lo que más pudieron, toda la loza que estaba dentro de un mueble que rompieron. Arrasaron con todo lo que pillaron y tenían todo preparado en el garaje, para la “próxima mudanza” por así decirlo”, explicó.

Agregó que “nos robaron un bar con vinos de muchos años, licores bien exclusivos y habían ocho botellas vacías, por lo que nos da la impresión de que pasaron la noche ahí. Creo que hasta durmieron ahí, había un cuchillo de 60 centímetros envuelto en una camisa, por si entraba alguien”.
Debido al robo, los sancarlinos, propietarios de un molino camino a San Fabián, están evaluando vender la casa, ya que se sienten vulnerables ante la delincuencia.

“Nos habían robado antes, pero con esto vamos a vender la casa, porque tenemos mucho miedo de que dejen pasar un tiempo y vuelvan a robar, y hasta lleguen habitar la casa. Nos decidimos a vender, porque no se puede vivir así. Tenemos que estar con el miedo y que tengamos cosas dentro de la casa, y ellos después salen y quedan libres, no le pasa nada”.

Agregó “dí a conocer esto, porque no quiero que vuelva a pasar, y por último, quiero que sepan que no nos quedamos con los brazos cruzados y que los vamos a encontrar. Sé que a lo mejor no vamos a encontrar las cosas, pero sabemos que pueden ir presos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario