La falta de sueño hace que veas enemigos a tu alrededor.


Los problemas para dormir se han convertido en una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida de más del 45% de la población mundial, ya que dormir es parte importante para gozar de una buena salud. Una mala rutina de sueño afecta principalmente a la salud física y mental. En este último aspecto, es posible que dormir poco reduzca la función cognitiva y genere síntomas de demencia y alucinaciones.

Dormir poco disminuye la atención, la concentración y la memoria. Además, empeora el rendimiento en el trabajo y el rendimiento académico. Pero incluso puede ser un síntoma de ansiedad o depresión. El insomnio no solo daña nuestra salud física y psicológica, sino que también afecta al funcionamiento de nuestro cerebro.

Muchos de los errores que cometemos en el día a día, como en el trabajo o conduciendo, pueden estar justificados por un déficit de descanso nocturno.

La falta de sueño o el insomnio mantenido puede ser muy complicado de solucionar por medios naturales. Por ello, muchas veces se precisa de medicación para volver a regular de forma química los ciclos de sueño. Una vez nuestro cerebro ha vuelto a aprender a dormir, la estrategia más indicada es intentar disminuir poco a poco las dosis de medicación. Dormir bien es indispensable para nuestra salud.

Fuente: (recopilado de artículos sobre el tema  en internet)

Felipe Martínez

Comunicador social



Publicar un comentario

Please Select Embedded Mode To Show The Comment System.*

Artículo Anterior Artículo Siguiente

World News

نموذج الاتصال