Seremi de Salud activó fiscalización por malos olores en Nueva Aldea


REGIONES.-  La Unidad de Gestión Ambiental de la Autoridad Sanitaria fiscalizó el perímetro cercano a la planta de Celulosa de Nueva Aldea, luego de presentarse requerimientos ciudadanos por olores molestos en esa zona de Ránquil, Provincia de Itata.
 

Así lo informó la seremi de Salud, Ximena Salinas, quien precisó que se inspeccionó un establecimiento educacional, desde donde se reportó la situación, sin constatarse, al momento del recorrido, anomalías ambientales. Además, se fiscalizó la planta, sin evidenciarse acciones atribuibles a la generación de olores molestos. No obstante, se instruyó a la empresa Arauco, informar en caso de producirse algún evento al interior de las instalaciones, o en las afueras.

“Es importante consignar que las plantas de celulosa poseen una norma específica de emisión de olores: DS 37/12, por compuestos TRS, generadores de olores asociados a la fabricación de pulpa Kraft o al sulfato”, explicó Salinas, añadiendo que los planteles porcinos también están regulados por el DS 9/2022, el cual establece normas de emisión de contaminantes, potencialmente perjudiciales a la calidad de vida de la población.

“Ambas normativas son fiscalizables y sancionables por la institucionalidad ambiental, es decir, por la Superintendencia del Medio Ambiente, ya que son cuerpos legales del del Ministerio del Medio Ambiente”, acotó Salinas, agregado que Salud fiscaliza aspectos sanitarios que pueden causar molestias y daño a la salud de las personas, monitoreando las consultas en los centros asistenciales, y su relación con eventos de olores molestos.

Respecto a los episodios reportados en Chillán Viejo, por planta porcina Maxagro, Salinas, puntualizó que esas actividades (planteles porcinos) tienen tramitación ambiental y cuentan con Resolución de Calificación Ambiental Favorable, “lo cual también es fiscalizable y sancionable por la Superintendencia del Medio Ambiente”.

Por derrame de purines no tratados, en 2022, se aplicó una multa de 200 UTM, con recurso de reposición pendiente, mientras que en 2016 y 2017, se reportan multas por 400 UTM, por olores molestos, previo a las normativas del Ministerio de Medioambiente.

“Nuestra institución, igualmente, se coordina con dicha institución para fiscalizar y establecer procedimientos, diferenciando materias sanitarias y ambientales”, enfatizó Salinas.

Publicar un comentario

Please Select Embedded Mode To Show The Comment System.*

Artículo Anterior Artículo Siguiente

World News

نموذج الاتصال