Otro golpe para el tenis chileno


ITIA le aumenta el castigo a Bastián Malla por no cumplir el tratamiento tras su positivo por marihuana

Bastián Malla recibió dos meses más de castigo por consumo de marihuana.

La Agencia Internacional de Integridad del Tenis había castigado al tenista nacional por un mes, siempre y cuando cumpliera el programa aprobado por el organismo.

El tenis chileno sufre otro golpe. Bastián Malla ha sido suspendido por dos meses más después de que el nacional no completara un programa de tratamiento contra el consumo de Marihuana descrito en una sanción emitida por la Agencia Internacional de Integridad del Tenis (ITIA por sus siglas en inglés) en 2022.

Malla fue suspendido originalmente por un mes después de haber arrojado positivo por cannabis, siempre y cuando llevara adelante un programa de tratamiento de abuso de sustancias aprobado por el organismo.

Claro que, después de que el jugador no proporcionara la evidencia de que este se había completado, la ITIA decidió ampliar el período adicional de inhabilitación, el cual se extiende desde el 19 de diciembre de 2022 hasta el 18 de febrero de 2023.

El positivo por cannabis fue detectado en un control de dopaje realizado durante el Challenger de Santiago, que se disputó entre el 5 y el 13 de marzo de 2022.

En ese torneo disputó dos partidos de la qualy, con una victoria sobre Michel Vernier y una derrota frente al argentino Facundo Juárez. Tras ese último duelo se le realizó la prueba que entregó este resultado adverso. Luego, a la semana siguiente cayó por retiro ante el colombiano Cristian Rodríguez en la primera ronda de las clasificaciones del Challenger de Concepción.

“El Sr. Malla, que tiene un ranking ATP de 362, el más alto de su carrera, fue examinado en un evento ATP Challenger en Santiago, Chile, en marzo de 2022. El jugador admitió la infracción de las normas antidopaje y afirmó que su consumo no estaba relacionado con el rendimiento deportivo, lo que fue aceptado por la ITIA”, apuntaba la sanción original contra el tenista.

“El período predeterminado de inelegibilidad según el Artículo 10.2.4.1 del TADP es de tres meses, que puede reducirse a un mes siempre que se lleve a cabo un programa adecuado de tratamiento de Sustancias de Abuso”, añadían.

“El período de inhabilitación de un mes comenzó en la fecha de la suspensión provisional voluntaria del jugador y concluyó el viernes 6 de mayo de 2022, fecha en la que la ITIA le informó que podía volver al tenis sujeto a que completara con éxito el programa de tratamiento. Si no cumple con esas condiciones, estará sujeto a dos meses adicionales de inhabilitación”, explicaba el comunicado.

Fuente:eldeportivo

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

JSON Variables

World News

نموذج الاتصال