sábado, 6 de febrero de 2021

Las fuertes lluvias provocan daños graves en la viticultura chilena


AGRO.- (FreshPlaza).-  Justo cuando la temporada de uva de Chile comienza a ganar ritmo –con volúmenes que se han estado intensificando en las dos últimas semanas–, las fuertes lluvias han afectado a todas las regiones de cultivo del país. Mike Asdoorian, de DLJ Produce, relata: "Las lluvias han sido muy generalizadas, cayendo desde el centro de Chile hasta las regiones productoras de más al sur. La mayoría de los productores han visto caer entre 45 y 51 mm, siendo el área metropolitana de Santiago y Valparaíso las más afectadas. Es una catástrofe, sobre todo porque no se esperaba para nada en esta época del año".

Todavía se desconoce el alcance total de los daños

Si bien todavía es demasiado pronto para conocer cuál será la magnitud total de los daños, los primeros informes no son positivos. "Hemos visto muchos daños en los campos, como la caída de vides. Los árboles de fruta de hueso también se han visto afectados, y ahora mismo preocupan mucho la Monilinia y el mildiu. Los arándanos también han sufrido daños. Las pérdidas totales en la agricultura de las zonas afectadas serán considerables", explica Asdoorian, que añade: "Por lo que hemos visto en los informes, no obstante, parece que las manzanas y las peras no han tenido afectación en su mayoría".

El mercado de EE. UU. podría fortalecerse

Los efectos en las uvas serán dobles: algunos volúmenes se perderán por completo, y otros volúmenes tendrán afectaciones en la calidad. "Las pérdidas iniciales de fruta en la vid tendrán sus propios efectos. Los volúmenes totales que lleguen a Estados Unidos serán menores. Esto, seguramente, fortalecerá el mercado por el menor volumen entrante y porque la demanda es media ahora mismo. Estos volúmenes más reducidos seguramente contribuirán a elevar los precios. No obstante, después de las pérdidas iniciales, no hay garantía de que la fruta cosechada pueda aguantar los tiempos de tránsito y llegue al destino con calidad suficiente. Esa es la preocupación principal para los compradores: la calidad de las llegadas. Si la calidad no está a la altura, podría resultar perjudicial para el mercado. Pero, en estos momentos, solo podemos esperar y ver cómo se desarrolla el resto de la temporada", concluye Asdoorian.

No hay comentarios:

Publicar un comentario