martes, 22 de diciembre de 2020

Más frutillas con menos recursos


La asociación de cooperativas Onubafruit de Huelva, una de las principales productoras de fresas de Europa, acaba de poner en marcha un nuevo proyecto piloto de cultivo vertical con tecnología 2.0 junto con Vertical Green, compañía de I+D para el sector agro, y Telefónica. El proyecto busca la eficiencia en ahorro energético e impacto medioambiental en el cultivo de berries.

Según indica el responsable de I+D de Onubafruit, Marco Vaz, se trata de una solución de cultivo vertical altamente tecnológica, sensorizada y conectada a la nube que permite controlar la cosecha de los cultivos en remoto, y puede desestacionalizar, deslocalizar y «mejorar el cultivo en cuanto a calidad, suministro, eficacia y sostenibilidad».

Además, detalla que «el proyecto de ejecución será de 8 meses en contenedores con plantas sin sustratos».

Alta precisión

Marco Vaz explica que la tecnología parte de la obtención de los datos sobre temperatura, humedad o iluminación recogidos a través de unos sensores de Internet de las Cosas (IoT) de alta precisión colocados en los cultivos. Estos dispositivos están conectados a unos servidores centrales mediante redes de datos que son gestionados desde la plataforma IoT de Telefónica, Kite Platform.

Desde estos servidores centrales se analizan, mediante algoritmos, las mejores medidas de nutrientes, radiación fotosintética, irrigación y valores atmosféricos que son necesarios para cada cultivo en cada una de las fases de crecimiento. «Una base de datos ayudará al agricultor a mejorar la producción y asegurar los mejores parámetros de cultivo, sin necesidad de utilizar fertilizantes y sin tener que estar pendiente de la meteorología», afirma el responsable de I+D.

Por su parte, María Eugenia Bórbore, Gerente de soluciones IoT y Vídeo de Telefónica, explica que «este proyecto surge de aplicar la tecnología, como el machine learning, a un sector tan tradicional como es el agrícola».

De este modo, «junto con Vertical Green hemos desarrollado una solución integral que nos permite conectar los objetos gracias a la red Narrow Band IoT de Telefónica. Lo que intentamos es que la planta de producción esté lo más automatizada posible para que el agricultor la pueda controlar de forma remota», asegura Bórbore.

Evita la pérdida de cosechas por factores externos

La responsable de soluciones IoT y Vídeo de Telefónica subraya que «además, la digitalización puede evitar la pérdida de cosechas por factores externos como la climatología o la aparición de patógenos, así como mejorar la calidad del alimento y reducir el tiempo que transcurre entre la recolección de las frutas y verduras y su posterior consumo».


Sandra Fernández Curias, Head of New Business Acceleration en IoT & Big Data de Telefónica manifiesta, por su lado, comenta que «la agricultura industrial es una de las apuestas de Telefónica para la generación de nuevos negocios en 2021. La incorporación de tecnologías IoT, Blockchain e IA al mundo agro para cultivos en interiores abre un nuevo universo de posibilidades entre productores de la cadena agroalimentaria, muchos de ellos actuales clientes de Telefónica para procesos de transformación digital».  

«El productor tiene ahora una herramienta que le va a permitir deslocalizar su producción, y desestacionalizarla, compitiendo en mercados donde antes era inimaginable estar. Se trata de cultivar en espacios controlados, lo que reduce el impacto medioambiental y el consumo de agua, logrando una producción sostenible de alta densidad en pequeñas zonas», detalla Hugo Scagnetti, CEO de Vertical Green.

En 90 m2 se produce lo mismo que en 10.000m2

En este marco, añade que «en 90 metros cuadrados podemos producir la misma cantidad de vegetales que en 10.000 metros cuadrados o una hectárea de tierra».

Además, Scagnetti señala que en este nuevo sistema de cultivo se ha incluido y patentado un innovador y único sistema RHPA (Rotating High Pressure Aeroponic Irrigation), que permite cultivar a través de un sistema rotativo de tubos aéreos que gracias al movimiento periódico de los cultivos riega de forma uniforme todas las plantas evitando tener que dejar espacio a un mayor número de dispositivos de riego, lo que favorece el aprovechamiento del espacio, incrementa la producción en un 40% y reduce el consumo de agua en un 95%.

Las boquillas del sistema de riego también incorporan una novedosa función que facilita la atomización del agua y el aire, lo que evita su obstrucción y reduce los costes de mantenimiento.

Cabe destacar que la propuesta conjunta de Vertical Green y Telefónica cumple con los requisitos establecidos en el programa de producción sostenible de las Naciones Unidas para el 2030. Porque con ella, la innovación se ajusta a un cambio de paradigma en el sector agrícola: el de producir más cantidad con menos recursos.

En el ámbito académico también está impulsando esta tecnología y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha creado un doctorado industrial de 3 años junto con Vertical Green y financiado por la Comunidad de Madrid (CAM) para investigar, sobre el cultivo de la fresa, las posibilidades de la producción «vertical» para mejorar el cultivo en cuanto a calidad, suministro, eficacia y sostenibilidad, impulsando nuevos puestos de trabajo con una mayor cualificación en este sector.


No hay comentarios:

Publicar un comentario