miércoles, 11 de noviembre de 2020

Más de 160 hectáreas de frutales se han logrado incorporar en Ñuble gracias al apoyo de INDAP


Del 2019 hasta la fecha el Instituto de Desarrollo Agropecuario, ha beneficiado a  más de 900 familias de la región, quienes han optado por diversificar su matriz productiva.

Desde que se fundó la nueva Región de Ñuble, el pasado 06 de septiembre de 2018, nació como una magistratura eminentemente agrícola, cuya densidad poblacional, alrededor de 480 mil habitantes, exceptuando Chillán y las capitales provinciales, se sitúan, principalmente, en los campos, donde subsisten de la pequeña y mediana agricultura familiar campesina. 


En la Región de Ñuble ha logrado aumentar en 163 hectáreas sus superficies de frutales en los últimos dos años. Siendo las plantaciones de frambuesas, frutillas y cerezos, las que han registrado un mayor incremento, con 53, 34 y 20, hectáreas, respectivamente.También se han incrementado la superficie de paltos (14 has); castaños (9 has); limones (7 has);  nogales (6 has); arándanos (6 has); olivos-mesa (5 has), avellano europeo (2 has), y las de almendros, papayos, duraznos, mora híbrida y naranjos, estos últimos con superficies menores a dos hectáreas intervenidas.

Precisamente, uno de los agricultores a quien INDAP le otorgó recursos para que pudiese adquirir nuevas plantas de frambuesas fue, José Olave, productor del sector  de Moticura,de la comuna de San Carlos, quien, refiriéndose a la importancia de recibir asesorías y apoyo de parte de INDAP, expresó: 

“Yo hace más de 15 años que vengo trabajando en esto del cultivo de frambuesas, en todo este tiempo mi huerto se me ha ido envejeciendo, pero gracias a INDAP el año pasado pude comprar 9.000 plantas nuevas de la variedad heritage, que me sirvieron para renovar parte de mi huerto. En lo personal, me parece excelente que se esté apoyando la fruticultura en Ñuble, ya que esto es una gran ayuda para todos los productores de berries de la región”.

Otro agricultor a quien también INDAP apoyó durante este período con la entrega de recursos para que pudiese adquirir plantas y desarrollar así su emprendimiento fue a, Eduardo Bustos, productor de frutillas de la comuna de Quirihue, a él se le otorgaron recursos para que comprara:“20 mil plantas de frutillas, las cuales me sirvieron para que pudiese comenzar con mi negocio. Antes de trabajar en las frutillas, yo era trabajador forestal y debía andar todos los días lejos de la familia, por lo mismo, decidí cambiar el rumbo y opté por emprender en esto. Estoy muy agradecido de INDAP por el apoyo que se me ha otorgado, esperamos seguir adelante”, expresó.

Al respecto, la directora de Indap-Ñuble, Tatiana Merino Coria, mencionó que: “a través de la incorporación de estas nuevas superficies de frutales buscamos que nuestros agricultores vean mejorados sus ingresos, tanto en el corto plazo, como es el caso de las frambuesas y de las frutillas, como en un plazo de entre tres a cinco años, donde aparecen los paltos, castaños, limones, nogales y todos los demás frutales cuya perspectiva de producción está en más de 10 años”.

Durante lo que queda de este 2020 y para el próximo año, Indap-Ñuble continuará apoyando aquellas iniciativas impulsadas por pequeños y medianos productores de la región, apuntadas a incorporar nuevas superficies de frutales, las que colaboren a diversificarla matriz productiva de Ñuble, mejorando así,  la rentabilidad de los predios agrícolas presentes en esta región.


No hay comentarios:

Publicar un comentario