miércoles, 5 de agosto de 2020

La denuncia por tráfico de influencias que complica al senador Ossandón


De acuerdo a la denuncia presentada por el alcalde de Pirque, Cristián Balmaceda, el parlamentario lo habría amenazado para interceder por una empresa de áridos propiedad de su hijo.

Días complejos vive el senador Manuel José Ossandón luego que la Fiscalía Metropolitana Oriente pidió su formalización por el caso Cavilú y lo acusó de reiterado tráfico de influencias. La investigación que inició hace dos años no solo lo tiene a él como protagonista, sino que también, a su hijo y al alcalde de Pirque, Cristián Balmaceda (IND ex-RN), quien además es primo del parlamentario.

Para entender el caso es necesario remontarse hasta 2009 cuando las municipalidades de Pirque y Puente Alto firmaron un convenio en conjunto que permitía la extracción de áridos -material usado en la construcción de viviendas- desde la cuenca del río Maipo en la Región Metropolitana.

En este contexto apareció la empresa Cavilú SPA, quien en 2016 se adjudicó un contrato de extracción de áridos por 12 mil UF. Sin embargo, finalmente los municipios no permitieron a la compañía iniciar las faenas porque aún no cumplía con las exigencias medioambientales que impusieron antes de firmar el convenio.

La pieza clave para negar la extracción de áridos a Cavilú fue la Municipalidad de Pirque. Mientras en Puente Alto decidieron extender el plazo para que lograran los permisos medioambientales, en la comuna rural el Concejo Municipal determinó que no darían ni un solo día más.

Según la denuncia, la situación molestó a la empresa Cavilú, pero también, a Ossandón. Desde ese momento en adelante el senador habría incurrido en el delito de tráfico de influencias al insistir en que se extendiera el plazo para la compañía de áridos.

Ossandón habría intercedido por su hijo
De acuerdo a la denuncia presentada por el alcalde de Pirque en 2018, Manuel José Ossandón habría insistido en varias ocasiones ante el Concejo Municipal para extender el plazo de la aprobación medioambiental. Además, según acusaron, lo habría hecho para ayudar a su hijo, Nicolás Ossandón, quien preside Cavilú.

Según alegó Cristián Balmaceda en la denuncia, “he sido víctima de un constante acoso por parte del honorable senador don Manuel José Ossandón, argumentando que, por mera voluntad y animadversión, me he empecinado en denegar la solicitud planteada por Explotadora de Áridos Cavilú SpA”.

“Además, se ha comunicado con gran parte de los concejales de Pirque intentando que intercedan por la empresa Cavilú SpA. Las presiones sobre mi persona para acceder a la solicitud de la empresa han sido de tal entidad, llegando incluso a la imputación de ilícitos y a las amenazas de requerir investigaciones especiales en materias que son propias del municipio”, continuó el jefe comunal de Pirque.

Incluso, en uno de los últimos hechos que Balmaceda relató en su denuncia, contó que Ossandón habría llegado hasta su oficina municipal para recordar los beneficios que recibirían en Pirque si acogían la solicitud de extensión de plazos.

“Señaló -Ossandón- que la Municipalidad de Pirque podría recibir de la empresa Cavilú el traspaso del terreno que está ofrecido con ocasión de la licitación de explotación de áridos a la cual se hizo referencia. Me precisó que los dineros pendientes desde el 2016 a la fecha iban a llegar al municipio, que él se encargaría de aquello”, contó Balmaceda.

De todas formas, hoy el senador Ossandón habría negado los hechos por lo que se le formalizó y explicó en la carta que pide suspensión a la militancia de Renovación Nacional que “una vez más por razones políticas que se anteponen a la verdad se pretende afectar mi honorabilidad. Soy absolutamente inocente de la acusación que se me hace y así lo demostraré”.

“La formalización es solo un acto de comunicación que no tiene relación con el mérito de la investigación”, escribió Ossandón en su carta a Prohens.



No hay comentarios:

Publicar un comentario