lunes, 24 de agosto de 2020

Haitianos buscan agruparse a nivel regional en Ñuble


No existe una cifra exacta de haitianos en Ñuble  pero a lo menos unos 700 se han acercado a  la agrupación que se están dando para superar el Covid-19 y la falta de trabajo.

Convencidos de que aprender el idioma español será una de las tareas que les permitirá  establecerse definitivamente en la zona, un grupo de haitianos liderados por Ingrid Casseus y  Odland Bernier.

Ambos fueron entrevistados por el programa “Noche Informativa” del diario electrónico  San Carlos On  Line que desde el inicio de la pandemia aborda  informaciones y noticias  sobre el Civid-19 y aspectos relevantes del acontecer y se transmite  a través de las redes sociales facebook,  Youtube y Periscope.

La llegada de los haitianos a Ñuble  comenzó  el 2016   y la motivación  general  la explicó Ingrid, quien en su país era educadora de párvulos: “Hemos llegado a Chile, pero no solo a Chile sino también a otros países, ya que el haitiano debe viajar  en busca de una vida mejor debido a los problemas políticos que tenemos en Haití”.

También  advierte que muchos vinieron a Chile ya que otros haitianos les plantearon que  en Chile vivirían una “vida rosa” que aquí había trabajo,  por ello viajaron muchos jóvenes con el deseo de trabajar y otros con la idea de estudiar. “Pero la realidad no fue así” sentencia Ingrid Casseus.

Recientemente    raíz de un accidente carretero  ocurrido al norte de San Carlos  murió  un padre, a las horas después su bebé,  quedando  su madre sola, sin saber español, en la total indefensión. “Sí hemos tratado de ayudar en ese caso, nos resulta muy difícil, ya que aquí  el haitiano en unos 3 o 4 años aún  le es difícil expresarse, lo que se acentuó mucho más cuando empezó la pandemia del Covd-19 y se perdieron  los trabajos  en  la fruta, muchos se quedaron, sin poder pagar el arriendo  y sin poder comer”.

Por su parte Odland Bernier dijo que “Nosotros vinimos a buscar mejores oportunidades de trabajo o estudio y aportar también a la economía de este país. Somos una comunidad digna, honrada y trabajadora. No queremos que nos regalen, solo pedimos oportunidades”

También  recordó que ya han nacido muchos niños que son hijos de padres chilenos y haitianos y que  necesitan que se le faciliten los permisos y patentes para realizar actividades comerciales menores, ya que hay muchos  que cuentan con su residencia que quieren emprender.

A partir de abril se están agrupando y han recibido la ayuda de la chillaneja Miriam Lantaño y su familia, también  del Notario Tejos de Chillán y de los diputados Sabag y Sauerbaum.

La comunidad haitiana ha ido comprendiendo   la necesidad de agruparse y darse una forma legal que les permita  tener una mejor representación ante los distintos servicios del Estado de Chile.



No hay comentarios:

Publicar un comentario