lunes, 27 de julio de 2020

Microempresaria local relata los obstáculos para acceder a beneficios.


Entre los empresarios pequeños y medianos de Ñuble que claman con angustia una ayuda del Estado, debido a que no han podido acceder a los créditos Covid-19 (Fogape) aparece Alejandra Arellano que ha relatado a la prensa los problemas que enfrenta con valentía. 
El gremio gastronómico en San Carlos es uno de los sectores que se ha visto afectado  seriamente por  la crisis sanitaria y por ello el testimonio  de la propietaria de restaurante Viñamarina  aparece  como  respuesta a  los anuncios  que  nos hablan de resultados  en los créditos ofrecidos para superar la crisis.

El siguiente es el testimonio que entregó al diario La Discusión la emprendedora local.

Alejandra Arellano Peña es dueña del restorán La Viñamarina, en San Carlos, que tiene cinco años. Comentó que es un negocio familiar, pues en él trabajan ella, sus hijos, nuera y yerno. “Me iba bien, tenía un buen flujo de clientes, vivíamos tranquilos, pero desde el estallido social eso cambió drásticamente, y luego, la pandemia terminó por colapsar el rubro”, dijo  en la entrevista.

Sostuvo que la crisis redujo a cero la entrada de dinero. “Los créditos que ya tenía con el banco se nos hizo imposible pagarlos y traté de pedir créditos de ayuda, como anunciaron en todas las redes, pero no se me dieron, porque tenía un atraso en otro crédito, era imposible estar al día, si no teníamos ingresos”, se lamentó.


Arellano comentó que “el rubro gastronómico ha sido fuertemente golpeado, pero tenemos cero ayudas, los créditos Covid Fogape son para los ricos que no se vieron afectados; nosotros, las pymes, necesitamos un reactívate, pero se cierran las puertas. Solo nos han repactado para seguir endeudándonos con unas tasas de interés abusivas. Ésa es una sola prueba de cuántas puertas se nos cierran. Y no soy la única, entonces ¿cómo se activará la economía si muchos emprendedores han tenido que cerrar sus locales por quiebra, yo apenas vendo con delivery hoy por hoy, solo para vivir y apenitas, olvídate de para pagar cuentas y otros compromisos”.

En ese sentido, planteó que necesitamos recursos para la nueva implementación de materiales de sanitización cuando comience el proceso de reapertura, ya sea subsidios o créditos, porque las nuevas medidas requieren una inversión. Empecé recién este mes a generar algo un poco más digno, pero para abrir el local e implementar las medidas sanitarias, no se si podré”.

A nivel local "Emprende Punilla"  cree en la  pronta reactivación  y que se reabran los  restaurantes, sin embargo muchos de los microempresarios locales  no cuentan con la implementación de los cambios en los locales y se resignan  a la idea de continuar  con la modalidad delivery, que es de subsistencia comercial,  debido a que las exigencias sanitarias limitarán  la cantidad de mesas y otras medidas- que necesarias-   impedirán  sacar adelante sus negocios.




No hay comentarios:

Publicar un comentario