lunes, 27 de julio de 2020

Comedor solidario de Coihueco inspira iniciativa similar a nivel regional

REGIONAL.- (Comunicado).- El comedor coihuecano lleva seis semanas de funcionamiento y más de 3.600 almuerzos entregados. El Gobierno Regional destacó los altos estándares de higiene y seguridad que se mantienen en el recinto.
Con seis semanas de funcionamiento y una entrega promedio de 628 almuerzos semanales, el Comedor Solidario de Coihueco, que brinda almuerzo gratuito a vecinos que lo requieren durante este tiempo de pandemia, fue visitado recientemente por las autoridades regionales, que han identificado los aspectos más sobresalientes de la propuesta para sumarlos a una iniciativa que podría replicarse en varias comunas de Ñuble, de aprobarse esta semana en el Consejo Regional.

Así lo dio a conocer la Encargada de Participación Ciudadana del GORE, Carolina Rodríguez, quien destacó aspectos positivos que se han implementado en el comedor coihuecano y que podrían ser reproducidos en otras comunas, entre ellos, mantener contabilizado el número de participantes para evitar exceso o falta de raciones; sanitizar permanentemente los espacios y controlar la temperatura a todos quienes ingresan al comedor.


La ejecución de la iniciativa que se proyecta para Ñuble fue comentada también por el intendente Martín Arrau García Huidobro, a través de una transmisión en Radio Macarena FM de Chillán el 20 de julio en la mañana.

En esta instancia, la autoridad regional dio a conocer que “hemos presentado al Consejo Regional una modificación a un proyecto que existía, lo cual nos permitirá apoyar cerca de 40 comedores solidarios en Ñuble con alimentación y diferentes cosas que son necesarias. De esta manera, en comunidad, sacando lo mejor de cada una de las personas y poniendo el Gobierno Regional un granito de arena, podremos garantizar al menos tres meses de operación del comedor solidario y así solucionar la necesidad más básica de las personas, que es la alimentación”, dijo.


Refiriéndose al aporte del comedor solidario para los vecinos, el alcalde Carlos Chandía Alarcón precisó que la idea surgió de la propia comunidad, que se planteó trabajar en una olla común para ir en ayuda de quienes están pasando dificultades económicas debido a la pandemia. Dado esto, el Municipio decidió fortalecer el apoyo en alimentación, habilitando el comedor del internado para entregar comida de lunes a viernes.

“Al formularnos esta tarea, dimos especial importancia a mantener las medidas de seguridad y a no solicitar antecedentes sociales ni de otro tipo a las personas que concurrieran, entendiendo que alimentarse es una necesidad básica y son muchas las familias que actualmente están en una situación difícil. Agradezco el apoyo que hemos tenido de parte del DAEM para hacer posible la entrega de almuerzos, que no solo han requerido de una inversión municipal, sino también del compromiso de quienes están llevando adelante esta labor”, dijo la autoridad comunal.

Vale decir que el Municipio invirtió más de 4 millones de pesos en el primer mes de funcionamiento del comedor y mantiene el compromiso de continuar mientras se mantenga la emergencia sanitaria.



No hay comentarios:

Publicar un comentario