martes, 7 de julio de 2020

Autoridades que quieran competir a otro cargo deberán renunciar en noviembre


REGIONAL.- (ladiscusion.cl).- Un remezón político-electoral ha generado al interior de los partidos la promulgación de la ley que limita la reelección.
Al impedimento para repostular de trece senadores y treinta y ocho diputados, se sumaron noventa y seis alcaldes y cientos de concejales luego que el Presidente, Sebastián Piñera, decidiera no vetar la normativa, lo que generó un quiebre en la coalición gobernante.

Es más, desde la UDI han cuestionado el liderazgo del ministro del Interior, Gonzalo Blumel (Evópoli), ya que precisamente su partido decidió no apoyar el veto.

Varios de los alcaldes que no podrán competir en abril, han manifestado su descontento con el gobierno, y ya están barajando opciones para poder mantenerse en el servicio público.

Una de ellas sería postular al Parlamento, ya sea a diputados o senadores; o a consejeros regionales. En ambos casos, eso sí, deberían renunciar a sus actuales cargos como máximo, el 21 de noviembre próximo, pues la actual normativa plantea que deben alejarse de sus cargos un año antes de las elecciones.


Esto podría subsanarse, eso sí, si prospera en el congreso el proyecto de ley que elimina las inhabilidades para postular a los distintos cargos de elección popular. La iniciativa, ingresada el año pasado por un grupo transversal de diputados liderado por Pepe Auth, tiene como objetivo terminar con todas las barreras para que quienes ejercen cargos de representación popular, compitan por cualquier otro cargo elegido por la ciudadanía, haciéndose efectiva la pérdida del cargo actual en el momento de la inscripción definitiva de su candidatura al nuevo cargo.

De lo que se trata, dice la moción, “es que todos los que han conseguido el apoyo ciudadano para ejercer un cargo puedan competir sin limitación alguna por cualquier cargo de representación popular, pero asumiendo el costo de perder automáticamente el cargo que ejercen”.

El proyecto, que no sería mal visto por el gobierno, y que podría contar con su respaldo para lograr una rápida aprobación, se encuentra en primer trámite constitucional en la Cámara, y el presidente de la comisión de Constitución, Matías Wlaker (DC), manifestó hace unos días su intención de ponerlo en tabla.

La medida, además de impedir que los actuales alcaldes dejen sus cargos en noviembre y continúen al mando de sus comunas en momentos complejos a consecuencia de la pandemia; traería consigo otros efectos.

Por ejemplo, permitiría que actuales autoridades que no renunciaron en octubre pasado para competir en las municipales o en las elecciones de gobernadores regionales, pudieran hacerlo, renunciado el día que se inscriben las candidaturas (fines de enero de 2021), es decir, después de las primarias, que están fijadas para el próximo 29 de noviembre.

Renunciar o no renunciar
En Ñuble, el mapa electoral se enuentra en una etapa de “acomodo”, producto de los efectos del límite a la reelección.

Sin duda, la principal tarea del oficialismo en estos momentos es lograr reemplazar al alcalde, Sergio Zarzar, y en ese sentido, la opción que asoma con más posibilidades es la de llevar a la exgobernadora, Paola Becker, conocedora de la comuna y con arraigo en distintos sectores. Sin embargo, esta definición dejaría otro desafío: encontrar a un candidato(a) a gobernador regional. Surge así el nombre de Sergio Zarzar, quien estaría en condiciones de competir, si es que se aprueba el proyecto sobre inhabilidades.

El jefe comunal, sin embargo, también es una carta al Parlamento (Senado o Cámara). Si aspira a uno de estos cargos, deberá renunciar en noviembre, si es que no prospera la citada iniciativa.

“Estoy concentrado ciento por ciento en la pandemia y en sacar adelante a la ciudad. Está pendiente el tema de las inhabilidades, pero los encargados de tomar las decisiones son los que tienen que hacer la pega, mi concentración está ciento por ciento en la ciudad. Nunca me adelanto a los hechos, por lo que no estoy pensando en nada más que trabajar”, afirmó el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar.

A quien también se le abren escenarios si es que se aprueba el término de las inhabilidades es al intendente, Martín Arrau. Lo dejaría en condiciones de competir por la alcaldía de Chillán o la gobernación regional, si es que la UDI lo levanta como carta -renunciando a la intendencia en noviembre-, o de ir por una diputación o el Senado, no teniendo que dejar el cargo sino hasta que inscribiera su candidatura.

“La verdad es que en un momento donde el país y la región están sobrellevando una crisis sanitaria, donde estamos perdiendo a personas producto del coronavirus, donde hay muchos vecinos que lo están pasando mal por los efectos que todo esto trae, pensar en aspiraciones políticas no está en mis prioridades. En este momento, lo fundamental es mi labor como intendente 24×7, junto a un gran equipo para sacar adelante a Ñuble, y en eso estoy y seguiré enfocado”, sostuvo Arrau.

Entre los gobernadores, también tendrían que renunciar en noviembre -si es que no prospera el proyecto sobre inhabilidades-, el jefe provincial de Diguillín, Enrique Rivas (RN); y el de Punilla, Cristóbal Martínez (UDI). Ambos son posibles cartas de sus partidos para diputado.

Según Rivas, “hoy estamos enfocados en otra cosa. Estamos viviendo una pandemia, una crisis sanitaria, y lo importante es ayudar a nuestros vecinos, apoyarlos y buscar soluciones a las dificultades que se van presentando.

Las decisiones correspondientes se verán más adelante, siento que hoy tenemos que seguir trabajando por la comunidad, poniendo todo nuestro esfuerzo en ello. Evidentemente, las elecciones son un tema a analizar, pero aún no es el momento”, dijo.
Similar opinión tiene Cristóbal Martínez.

“Mi trabajo está ciento por ciento enfocado en la gobernación de Punilla, y en hacer frente a la emergencia sanitaria”, manifestó.

Quien también ha sido sondeado para competir por la alcaldía de Chillán, es el exconcejal y actual diputado de la UDI, Gustavo Sanhueza. Sin embargo, el legislador es una de las cartas fuertes para suceder al senador, Víctor Pérez.

Otros postulantes
Otra comuna que es prioritaria para el oficialismo es San Carlos. Sin duda, uno de los nombres que genera consenso al interior del bloque, y que mantendría el cupo en RN, es el del consejero regional, Javier Ávila, sin embargo no renunció en octubre pasado.

De aprobarse el término a las inhabilidades, quedaría en condiciones de competir por la capital de Punilla, un viejo anhelo personal. También su nombre podría sumarse a la lista de candidatos a diputado de RN, junto a Enrique Rivas y la seremi de Justicia, Jacqueline Guíñez, otra autoridad que debería renunciar en noviembre, si no se aprueba la ley.

En la oposición, en tanto, los actuales alcaldes que no podrán ir a la reelección, Víctor Toro de San Nicolás y Luis Cuevas, de Trehuaco (ambos DC), tendrían aspiraciones de competir por un cupo a diputado. De mantenerse las inhabilidades, deberían dejar su cargo en noviembre; lo mismo que el jefe comunal de Chillán Viejo, Felipe Aylwin (PS), quien probaría suerte en el Consejo Regional, o el concejal de Chillán, Juan López (PR), quien también aspiraría a un cupo en el CORE.




No hay comentarios:

Publicar un comentario