lunes, 1 de junio de 2020

Cuidar la salud física, mental y emocional de los adultos mayores

El estar aislados socialmente podría tener consecuencias negativas para nuestra salud, sobre todo en personas mayores.
Es muy posible que la sensación sea de aburrimiento y en algunos casos de ansiedad frente a lo que está sucediendo. Por esto es necesario que las cosas se tomen con calma y se defina una rutina de acuerdo con las necesidades y capacidades de cada persona.

Es importante para las personas mayores mantener el cuerpo y la mente activos y realizar actividades que las ayuden a enfrentar de mejor manera esta cuarentena 

Aquí les dejo algunas sugerencias, lo importante es que siempre piense en su bienestar, sus capacidades, sus deseos y preferencias y vea cómo puede llevarlas a cabo en su casa. 

-Primero acepte que debemos utilizar estrategias distintas a las que usábamos antes.  Si es posible mantenga su rutina y los horarios habituales, en el caso que no pueda es recomendable crear nuevas rutinas u horarios adaptados a las circunstancias de su día a día. Esto le ayudará a disminuir su ansiedad. 

-Sea consciente de sus capacidades. Eso le ayudará a decidir qué cosa hacer y cuáles podrían ser un riesgo para su salud. No es el momento de creerse súper mujer o súper hombre. 

-Siempre use una ropa y calzado cómodos, pero evite andar con el pijama todo el día. La sensación de ducharnos, vestirnos y arreglarnos tiene un fuerte impacto en nuestra salud mental. Por ejemplo, si antes se maquillaba, sígalo haciendo. Mantenga su rutina de autocuidado. 

-No olvide tomar sus medicamentos, siga al pie de la letra las indicaciones dadas por el médico 

-Infórmese, pero intente evitar la sobreinformación. El exceso le puede generar una mayor angustia.  

No crea todo lo ve o lo que lee. Busque o identifique bien la fuente de la información.  Es importante ser responsables con la información que compartimos, ya que mucha de la que circula en las redes sociales, puede ser de años anteriores o de otros países. Es mejor informarse en los medios oficiales.


-Busque algo que le guste hacer, identifique algunas actividades que le hagan sentir bien.  Cante, lea, escuche música, escríbale cartas a sus seres queridos o sus amigos. 

-Aprenda algo nuevo, es tiempo de aprender una nueva receta, a tejer o retomar un pasatiempo que dejó por algún motivo. Esto le ayudará a ocupar su tiempo libre y hacer más llevadero su día.  

-Estimule su cerebro:  es importante también ejercitar nuestra mente, para esto busque actividades como crucigramas, sopa de letras, busque y ordene su álbum de fotos, aprenda alguna técnica de origami, aprenda nuevas canciones o alguna técnica de manualidades etc. Lo importante es buscar actividades que sean un desafío para usted. Si tiene la posibilidad comparta estas actividades con su pareja, sus hijos, nietos etc. Aquellas que estimulen nuestra memoria, atención, concentración nos ayudarán a nuestras actividades cotidianas. Recuerde que “Lo que no se usa se echa a perder”. 

-Aprenda a reconocer sus emociones:  es importante identificar sus emociones, ya que, identificándolas, podemos buscar estrategias para poder enfrentarla; por esto es bueno hablar con otros de cómo me siento.  Si alguien lo acompaña en casa busque el momento para plantear sus emociones y escuche a otros, se dará cuenta que lo que estamos sintiendo es algo que compartimos muchos. 

-Si es posible aproveche el beneficio que nos brinda la tecnología: es fundamental mantener el contacto con otros. Utilice su teléfono para ver y hablar con familiares y amigos ya que estas herramientas nos permitirán mantenernos con alguna actividad social. Permítase disfrutar de los beneficios sociales que nos puede brindar la tecnología. 

-Realice ejercicio físico: estar en casa no es un pretexto para no realizar.  Lo importante es hacerlo en un lugar seguro, con la ropa y el zapato adecuados y no olvidarnos de las capacidades que tenemos para no generar algún tipo de lesiones   No se sobre exija.  Tal vez puede recrear las sesiones de gimnasia que, hacia anteriormente, también le puede servir bailar. Tenga en cuenta que las labores domésticas no cuentan como ejercicio físico. 

-Regule el horario para ir a dormir: mantenga una buena higiene del sueño que favorezca el buen dormir, esto quiere decir que es recomendable que establezca un horario regular para irse a dormir y despertarse. Si tiene la costumbre de tomar siestas, que estas no sean tan extensas, recuerde que su cuerpo ahora realiza menores actividades que antes, por lo tanto, le puede costar dormirse en las noches. 

-Evite hacer actividades de noche o ver TV hasta altas horas. La calidad de nuestro sueño se relaciona directamente con nuestro humor, estado de ánimo, la memoria, atención, concentración y las ganas de hacer cosas durante el día.  Así que lo mejor es irse a dormir sin mayores distracciones. 

No pretendo darles una receta de qué cosas hacer dado que cada uno tiene diferentes rutinas, aficiones, compromisos etc. Lo importante es mantenerse activo durante la cuarentena en cosas que sean de su agrado. ¡No se obligue, ni se presione a nada!

Leidy Lagos Beltrán
Académica de Terapia Ocupacional
Universidad San Sebastián


No hay comentarios:

Publicar un comentario