lunes, 22 de junio de 2020

Asesorías en gobernaciones abren nuevo flanco de críticas


REGIONAL.- (ladiscusion.cl).- Hace unas semanas, cuando se hizo pública una fotografía del exseremi de Deportes, Rodrigo Ramírez (UDI), repartiendo cajas de alimentos del gobierno,
la oposición acusó de inmediato intervencionismo, ya que la exautoridad había renunciado en octubre pasado, para ser candidato a concejal por Chillán, precisamente la comuna donde se le vio entregando la ayuda estatal.

Es más, el senador, Felipe Harboe, solicitó vía Transparencia al Ministerio del Interior, toda la información referente a la relación contractual de Ramírez con la Intendencia, ya que el jefe regional, Martín Arrau, salió en su defensa diciendo que era funcionario de Gobierno Interior.

Lo cierto es que el exseremi presta asesoría desde este año a la Gobernación de Punilla, de la cual no ha salido. Solo habría prestado colaboración al área social de la Intendencia durante el mes de mayo, según informaron desde Segegob.

La Discusión intentó acceder a detalles de su contratación y contactó al gobernador de Punilla, Cristóbal Martínez, sin embargo, la información fue canalizada a través del seremi de Gobierno, Raúl Martínez, quien se refirió a por qué, desde el gobierno, se vuelve a contratar a una persona que había renunciado precisamente para dedicarse a ser candidato. Si bien no hubo respuesta respecto del sueldo que recibiría Ramírez, trascendió que este ascendería a los $2,3 millones mensuales.

“Las personas vinculadas a estas contrataciones vienen a colaborar en trabajos específicos, porque confiamos en que su experiencia como funcionarios públicos puede potenciar aún más el buen trabajo de estas reparticiones, ya que ellos conocen el sistema público y manejan el ámbito territorial, de comunicaciones y regionalización. En momentos como estos, cuando nuestro objetivo es ayudar rápidamente a las familias que más lo necesitan, necesitamos todo el apoyo en varios temas, y ellos deben estar disponibles, como cualquier funcionario público, para lo que se les asigne como tarea”, sostuvo Martínez, quien añadió que “este no es momento para pequeñeces, sino de velar por las personas, y especialmente quienes más lo necesitan”.
Rodrigo Ramírez fue consultado por La Discusión, pero no respondió a nuestros requerimientos.


Asesoría Covid
Otra asesoría que ha despertado cuestionamientos desde la oposición, es la realizada por el RN Renán Cabezas a la Gobernación de Diguillín.

Es más, en una carta dirigida al intendente, Martín Arrau, el alcalde de El Carmen, José San Martín (DC), cuestionó el hecho que la exautoridad tuviera acceso a información privilegiada, como el aumento de cajas a repartir en la comuna, la cual divulgó a la comunidad; y que seremis participen en un programa de radio que Cabezas mantiene semanalmente en la comuna.
Cabezas, quien hasta octubre era seremi de Gobierno, también renunció en octubre para competir precisamente por la alcaldía de El Carmen.

De acuerdo a un informe de desempeño como asesor a honorarios de dicha repartición, la exautoridad percibió durante mayo un sueldo bruto de $2,3 millones por las siguientes funciones: seguimiento y supervisión de la contingencia Covid-19; contacto con comunas de la provincia de Diguillín para informes de contingencia; coordinación vía telefónica y correo electrónico con servicios públicos; reuniones de coordinación con el gobernador; visita a comunas en apoyo de entrega de ayuda de contingencia; elaboración de informes para distribución en la gobernación y turnos éticos de atención al público.

“La ley nos obligó a renunciar en octubre, pero en ningún caso nos dice que no podemos trabajar en el sector público. Yo renuncié para tener libertad para tomar una decisión, y tampoco he dicho públicamente que seré candidato. Es una decisión personal que tengo que tomar. No tengo inhabilitación para trabajar en un cargo de segunda línea, asesorando al gobernador, el cual he ejercido desde noviembre pasado”, sostuvo Renán Cabezas, quien recalcó que “no tengo que andar notificando ni pidiendo permiso al alcalde de El Carmen para ejercer mi trabajo, más aún cuando tengo un currículum y una experiencia que me avalan. Es más, en noviembre llegué a una terna para dirigir un servicio público regional por ADP y di un paso al costado, perfectamente podría haber obtenido ese cargo, pedir permiso sin goce de sueldo para competir, y volver si me iba mal”, precisó.

Asesoría comunicacional
Quien también presta asesoría a la Gobernación de Diguillín es el exconcejal de Chillán y excandidato a diputado, Rodrigo Sandoval, quien estaría evaluando competir en las elecciones de consejeros regionales en un cupo RN.

Al igual que Cabezas, percibe $2,3 millones bruto mensual desde marzo pasado por reunir información y cruzar datos para la redacción de la cuenta pública participativa del gobernador provincial; desarrollo y coordinación de entrevistas al gobernador en medios locales; redacción de columnas de opinión; gestión de prensa con medios escritos y radiales; y análisis de contingencia y búsqueda de datos que puedan significar potencial oportunidad de aparición pública.

“Cada persona está en su derecho de hacer críticas, y eso es absolutamente respetable. Yo en eso no me pierdo. Ahora, en este caso en particular, no sé qué se puede criticar. Soy un profesional del área de las comunicaciones, tengo especialización y experiencia, y fui convocado por el gobernador para colaborar en esa área. Lo hago con gusto y dedicación”, afirmó Sandoval.




No hay comentarios:

Publicar un comentario