sábado, 30 de mayo de 2020

Producción nacional de legumbres cuenta con variedades únicas en el mundo desarrolladas por INIA


El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) apunta al desarrollado de 55 variedades de legumbres, siendo las semillas de poroto (Zorzal-INIA), lenteja (Súper Araucana-INIA) y garbanzo (Alfa-INIA) las más sembradas por los productores nacionales.
Santiago, mayo de 2020.- Hace pocos meses el llamado de los especialistas apuntaba a incorporar más legumbres en la dieta de los chilenos, debido a que su consumo había disminuido a la mitad. Sin embargo, esta situación cambió radicalmente a causa de la Pandemia por Covid-19, llegando incluso a cuestionarse el stock para responder a la demanda.

“Las dudas sobre el abastecimiento fueron despejadas por el Ministro de Agricultura. El abastecimiento está asegurado y en esa tarea la producción nacional cumple un rol importante. Sin duda, en época de cuarentena, este tipo de producto es el preferido por los consumidores a la hora de elegir alimentos saludables que sean de fácil almacenaje, no perecible. Sin embargo, poco se sabe de su origen y el trabajo que hay detrás, para disfrutar de un sabroso y nutritivo plato de comida”, dijo el director nacional del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), Pedro Bustos, quien detalló parte del trabajo que hace la institución desde 1964, en torno a producción de semillas de leguminosas.


El resultado de la investigación de INIA apunta al desarrollo de 55 variedades de legumbres, siendo las semillas de poroto (Zorzal-INIA), lenteja (Súper Araucana-INIA) y garbanzo (Alfa-INIA) las más sembradas por los productores nacionales. “Específicamente, INIA es el principal abastecedor de semilla poroto de la clase comercial tórtola en Chile. De igual modo, posee todas las capacidades técnicas para fortalecer la producción de semillas de las otras especies y cuenta con personal altamente calificado, para el traspaso de conocimiento y manejo técnicos de estas diferentes especies”, destacó la autoridad nacional.

En tanto, el encargado del Programa de Mejoramiento de Grano de INIA, Kianyon Tay, explicó que las legumbres nacionales cuentan con características sobresalientes. “Poseen mayores calibres que las importadas, cualidades valoradas y apetecidas por encima del producto importado, que son principalmente de calibres más pequeños”, indicó.


Asimismo, agregó el especialista en leguminosas de grano, el poroto Zorzal-INIA, la variedad más sembrada, valorada y consumida en Chile, posee altos contenidos de Fierro y Zinc (85,7 y 31,3 mg/kg respectivamente). Según las cifras esta variedad puede considerarse como un poroto biofortificado, una característica que le da un valor agregado nutricional mayor frente a los porotos producidos en otras latitudes.

Producción nacional
El jefe del Área Nacional de Producción Vegetal de INIA, Fernando Ortega, señaló que históricamente el rubro legumbres fue muy importante en Chile. Las cifras oficiales indican que en la temporada agrícola 1979-80 se sembraron 202.420 ha de legumbres a nivel nacional, superficie que bajó progresivamente hasta llegar a las 22.578 ha en la temporada 2019-2020.

Respecto a las especies de legumbres más sembradas en el país, Ortega detalló que durante la temporada 2019-2020 fueron el poroto (7.189 ha), la lenteja (1.125 ha), el garbanzo (239 ha) y el lupino dulce y amargo (12.804 ha). El cultivo se concentra en las regiones de Maule, Ñuble y Biobío para las tres primeras especies, producidas principalmente en manos de pequeños agricultores. Mientras que el cultivo del lupino se desarrolla fundamentalmente en La Araucanía.

“Debido a la importancia de las legumbres, INIA en su historia ha puesto a disposición de los agricultores 55 variedades de 10 especies de legumbres, siendo porotos el principal rubro. Tenemos muy buenas condiciones para producir legumbres nutritivas, variedades y agricultores dispuestos a abastecer la demanda nacional” señaló Ortega.




No hay comentarios:

Publicar un comentario