miércoles, 20 de mayo de 2020

Abril y mayo: los meses de la murtilla


AGRO.- (campo sureño).- Abril y mayo son los meses más esperados para quienes trabajan en murtilla. Es la época de cosecha y se espera pacientemente los días sin lluvia para la anhelada recolección de los frutos.
Esta cosecha, no ha sido diferente, lluvia y “mucha fruta” comentan los productores. Sin embargo, no ha sido un año normal, nos hemos enfrentado a una época de cosecha y comercialización completamente diferente, con nuevas e inesperadas dificultades producto de la pandemia.

Los productores de murtilla, como muchos otros agricultores, emprendedores y empresarios, frente a esta adversidad han buscando alternativas para acercar este fruto a sus consumidores. Se han generado redes de colaboración, se ha entregado a domicilio en ciudades y pueblos cercanos, se han hecho envíos a distintos puntos del país, se ha generando venta de congelados y aumentando la elaboración de productos procesados. Y como era de esperar la murtilla este año, como todos los anteriores, volvió a ocupar su sitio, en ferias, en supermercados, en restaurantes, en industrias y en el hogar de muchos chilenos.

SUS ATRIBUTOS
¿Pero cuáles son los atributos que hacen de la murtilla un fruto tan atractivo e interesante? ¿Por qué es tan apreciado por productores, la industria de productos procesados y el sector gastronómico?
Es un fruto nativo de amplia distribución en Chile. En su estado natural o silvestre se encuentra, desde la región de O’Higgins a la región de Aysén. Su mayor diversidad genética se encuentra en la zona costera; es ahí donde generalmente presenta una mejor respuesta al cultivo.

Posee múltiples propiedades benéficas para la salud, las que son atribuidas a sus altos contenidos de polifenoles, donde destacan las antocianinas que son los que le confiere propiedades antioxidantes muy valoradas en el ámbito de los alimentos e ingredientes funcionales.

Se puede consumir como fruto fresco y/o procesado. Su uso en la industria de los alimentos ha llevado a utilizar cada vez más la murtilla como materia prima dedicada para la industria de alimentos funcionales y también como un aportador de sabor en blends de polvos o jugos antioxidantes.

Su gran versatilidad de usos también se ve reflejada en las industria de cosméticos, licores y gastronómica.
La murtilla hoy también es una alternativa real para la industria de productos medicinales y nutracéuticos. Se ha probado científicamente que cuenta con compuestos bioactivos antiglicémicos, antiinflamatorios, cicatrizantes y para la prevención de enfermedades neurodegenerativas.
Sumado a lo anterior, la murtilla posee una muy buena postcosecha. Según estudios, es capaz de mantenerse alrededor de 40 a 45 días en atmósfera controlada lo que asegura muy buenas opciones de exportación.


PLANTACIONES
Todos los atributos antes mencionados han hecho que cada vez más agricultores vean a la murtilla como una nueva e interesante alternativa productiva que puede estar al alcance de cualquier productor. Es así como a partir del año 2018 se han establecido 10 nuevas hectáreas de murtilla en distintas zonas del sur de Chile, plantaciones que se han establecido con las dos variedades disponibles, Red Pearl Inia y South Pearl Inia.

Estas variedades tienen el mérito de haber sido las primeras en el mercado, ambas son el resultado de un largo proceso de domesticación y mejoramiento de la especie. El contar con variedades de murtilla permite a los productores, por primera vez, establecer plantaciones comerciales, asegurándoles rendimiento y homogeneidad en sus cosechas, en las condiciones o zonas geográficas para las cuales estas fueron recomendadas. Esto último no es un detalle menor, si se considera que la tendencia actual es transparentar cada vez más el origen de los alimentos, lo que también se conoce como la trazabilidad de los procesos productivos. Hay que señalar que la variedad Red Pearl Inia, es la que ha mostrado un mejor comportamiento bajo cultivo en distintas condiciones agroclimáticas.

Sumado a lo anterior también existe un paquete agronómico especialmente desarrollado para su cultivo, éste considera el uso de las variedades, época de establecimiento de plantaciones, zonas aptas para el cultivo, requerimientos hídricos, requerimientos nutricionales, control de malezas, plagas y enfermedades, entre otros.

LOS HUERTOS
Considerando lo anterior, es importante que los productores, al momento de pensar en el establecimientos de huertos de murtilla tengan presente dos requerimientos fundamentales:
Primero, la disponibilidad de agua para riego. Si bien, la murtilla es un fruto que está adaptado a las condiciones del sur del Chile, no significa que no requiera riego para una adecuada producción, considerando que el objetivo es obtener altos rendimientos y calidad de fruta. Al igual que todos los berries no es posible pensar en plantaciones comerciales de murtilla sin tener asegurado agua para riego, principalmente en época estival.

En segundo término, disponibilidad de mano de obra para las labores de mantención del huerto y la cosecha. De esta última va a depender la superficie que se recomiende establecer, ya que como se verá mas adelante es un costo que debe ser considerado tempranamente, antes de realizar la plantación si se desea obtener un cultivo realmente rentable y adecuado a cada realidad. El principal temor de los productores al tomar la decisión de establecer el cultivo es el requerimiento de mano de obra para las labores de mantención, y sobretodo de cosecha.

Asumiendo lo anterior, se ha trabajado distintos modelos de establecimiento de plantaciones que aseguren la rentabilidad y viabilidad del cultivo, cualquiera sea la escala. Por ejemplo, una familia de pequeños productores compuesta por cuatro personas podría manejar un huerto entre 300 y 500 plantas, lo que equivale a una superficie de 900 y 1.500 mts2 respectivamente, sin necesidad de requerir de mano de obra contratada para labores de mantención y cosecha. Por otra parte, un productor a mayor escala, en un huerto estabilizado, requiere entre 29 y 38 JH por hectárea para las labores de cosecha. Las 29 JH considera un huerto que produce un 75% de los rendimientos esperados y en el segundo caso 38JH un huerto al 100% del rendimiento esperado. Los ingresos que se presentan en esta oportunidad fueron calculados en forma muy genérica, se han hecho en base a las experiencia de quienes ya están cultivando y comercializando.

Desde sus inicios el kilogramo de fruto proveniente de plantaciones varía entre $3000 y $5000 el kilo. Lo que marca el precio es el destino de la producción. La fruta premium que es la que alcanza el mayor valor va dirigida principalmente al retail, luego hay un precio intermedio que va a la industria gastronómica o algún tipo de mercado gourmet especializado y, el menor valor es el que paga la industria para la elaboración de productos procesados.

Finalmente, no hay que olvidar que la murtilla es un cultivo emergente del cual existe abundante investigación científica sobre sus atributos, pero para que los agricultores logren los máximos potenciales que ofrece como cultivo es necesario que exista una mayor transferencia tecnológica y asesoría técnica especializada. Adicionalmente, se requiere que la industria siga incorporando la murtilla como materia prima dedicada para la elaboración de alimentos, agregando valor a éstos al incorporar ingredientes funcionales. De allí la importancia de de la difusión (marketing científico) de las propiedades benéficas del fruto y las hojas de murtilla para la salud. Esto último reviste hoy un valor fundamental, cuando el conjunto de la población se encuentra preocupada por mantenerse lo más sanos posible, frente a enfermedades desconocidas como la que hoy estamos enfrentando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario