miércoles, 8 de abril de 2020

Exguardia de Paul Schäfer encerró a comunidad de Villa Baviera por temor al coronavirus



REGION.- (El Desconcierto).-  El terreno donde se emplazaba Colonia Dignidad, donde aún habitan unas sesenta personas, fue clausurado por Friedhel Zitner,
exguardaespaldas del fallecido Paul Schäfer, y la enfermera María Schnellankp, quienes decidieron prohibir totalmente el ingreso y la salida del asentamiento. La Corte de Apelaciones de Talca acogió un recurso que busca liberar a los confinados, y le dio 24 horas a Zitner y Schnellankp para entregar una respuesta.

La ex-Colonia Dignidad estaría volviendo a los tiempos en los que fue un enclave, según denuncian sus propios residentes y los amigos de estos.

Esto porque Friedhel Zitner, quien fuera durante años el guardaespaldas del fallecido ex militar nazi y jerarca de la llamada Colonia Dignidad, Paul Schäfer Schneider, decretó -sin orden alguna de la autoridad sanitaria- el cierre completo de las instalaciones.

La noticia se conoció hace algunos días, cuando este mensaje llegó a los whatsapp de quienes habitan la actual Villa Baviera: “En vista de la situación de salud en el país, no se puede permitir el ingreso al fundo visitas ni familiares ni dueños de parcelas que vienen desde afuera. Esta medida la anunciamos en portería”. Asimismo, en el mensaje se prohibió a los niños salir de sus casas y se informó que cada familia sería contactado por un proveedor de mercadería.

Ante esto, el abogado Winfrie Hempel, presentó un recurso de amparo preventivo a favor de los habitantes de la ex-Colonia Dignidad, particularmente de Helga Bohnau Seelbach, Horst Schaffrick Brückmann, Harald Lindemann Brunzlow, Astrid Tymm Dreipelcher, Sergio Campos, Iris Leiva Arévalo, y Eduardo Salvo Hernández, además de todos los familiares, parientes y amigos de quienes residen en el lugar.

La acción apunta específicamente a Zitner y a la enfermera María Schnellankp, hija del fallecido Kurt Schnellankamp, quien fuera condenado como cómplice de los abusos sexuales contra menores de edad que cometió Paul Schäfer.

En conversación con La Tercera, Eduardo Salvo, exhabitante del lugar y visitante común del mismo, afirmó que “me asusta lo que este tipo vaya a hacer con la gente”, porque a su juicio “él se está aprovechando de lo que está ocurriendo en Chile y el mundo para dominar la colonia, infundir temor y así volver a la época en que eso era una cárcel”.

Salvo recordó que “Zitner fue durante muchos años del círculo más cercano a Schäfer e incluso estuvo con él cuando escapó a Argentina, ese es el tipo de persona que hoy está fuera de toda ley prohibiéndole salir a las personas y a nosotros poder visitarlos”.

En ese sentido, Salvo afirmó que mantiene contacto con sus amigos vía online, pero que la situación está muy tensa. “Los niños, que perfectamente pueden mantenerse distanciados pues se trata de un lugar de más de 3 mil hectáreas, no pueden salir de sus casas e incluso Zeitner rompió un puente que unía el lugar donde habitan con el bosque, para que no salgan. Es una verdadera cárcel y estas personas se están aprovechando de la calamidad que hay”.

“Creo que la justicia tiene que tomar cartas en el asunto, la colonia es un lugar donde la gente ha sufrido mucho y no puede venir otro personaje como este a los tiempos más oscuros de este lugar. Queremos ver a nuestros amigos. Ahora”, concluyó Salvo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario