jueves, 9 de abril de 2020

Coordinación público-privado evalúa cómo aplacar enfermedad que daña a carozos

AGRO.- (inia.cl).- La coordinación entre el sector público y privado ha sido el elemento fundamental para encontrar soluciones a los desafíos que enfrenta la agricultura actual.
Ese es el caso del proyecto Desarrollo de Estrategias de Mitigación para la Enfermedad de Sharka, un virus que la especialista en virología de INIA La Platina, Mónica Madariaga, con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), espera mitigar para dar solución a una problemática que perjudica la producción de carozos y, por ende, a la industria frutícola nacional.

Si bien el trabajo en terreno comenzó hace unos meses, la iniciativa fue presentada oficialmente hace algunas semanas, en las dependencias de INIA La Platina. Al lanzamiento asistieron el seremi de Agricultura de la región Metropolitana, José Pedro Guilisasti; la encargada macrozonal de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), Carolina Fuentes y el director de INIA La Platina, Emilio Ruz. Además, los representantes de las instituciones que respaldan el proyecto, tales como la Asociación de Exportadores de Fruta (Asoex), la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta), la Universidad de Talca y el Ministerio de Agricultura, a través del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap).



Según contó la representante macrozonal Valparaíso y Metropolitana de FIA, Carolina Fuentes,  este proyecto surge en respuesta a la evidencia levantada durante los últimos años sobre la llegada de fruta chilena con Sharka a mercados externos. Lo que ha impactado a toda la cadena productiva de frutales de carozo y  que es un claro indicador de un cambio en la epidemiología de la plaga y de un aumento de la enfermedad en el país, haciendo necesario, dijo, determinar el impacto económico y social actual de esta enfermedad.

“FIA como agencia del Ministerio de Agricultura encargada de promover la innovación en el sector agrario, agroalimentario y forestal, estamos convencidos que el desarrollo tecnológico y la innovación, han hecho y seguirán haciendo un aporte en la búsqueda de soluciones para hacer una agricultura más sostenible y competitiva. Es por ello, que el desarrollo de nuevas estrategias de mitigación de la enfermedad del Sharka basada en estudios epidemiológicos del agente causal, el manejo integrado de la enfermedad, el fortalecimiento del ingreso de fruta de carozo chilena a mercados de destino y la entrega de esta información actualizada al SAG para el fortalecimiento del control oficial, contribuirá a fortalecer la industria de frutales de carozo y potenciar el crecimiento de la pequeña y mediana fruticultura”, agregó Fuentes.

ESTRATEGIA
La encargada del proyecto, Mónica Madariaga, explicó que la primera parte del trabajo se centró en la recopilación de antecedentes epidemiológicos, porque no hay estudios desde 2008. “No sabemos cómo se comporta frente a las condiciones que el cambio climático nos impone”, enfatizó.

Posteriormente -agregó la especialista- se abordará el manejo de esta enfermedad que provoca daños cosméticos principalmente y la evaluación de la diseminación en fruta, por medio de la eficiencia en el control químico de los vectores que propagan el virus. Esto sumado a las capacitaciones a productores, exportadores y viveristas, con el fin de enfatizar en que deben erradicar todas las plantas infectadas. Al respecto, Mónica Madariaga dijo que espera que, al finalizar el proyecto, la cadena productiva de carozos en Chile se vea fortalecida y continúe respondiendo la creciente demanda de varios países por estas frutas.

TRABAJO COLABORATIVO
Por su parte, el seremi de Agricultura de la región Metropolitana, José Pedro Guilisasti, valoró la articulación pública-privada como una alternativa eficaz para enfrentar los efectos del cambio climático no sólo en la región Metropolitana sino en todo el país. “Bajo el escenario actual estamos muy expuestos a plagas, por eso la coordinación entre ambos sectores es clave para estar preparados y controlarlas adecuadamente, pues de esta manera no se ve afectado un sector que exporta cerca de 18 mil millones de dólares”, dijo.


Otro de los elementos destacados por la autoridad regional fue la difusión hacia los agricultores que considera el proyecto. Por medio de los Grupos de Transferencia (GTT) que tiene INIA y la labor que hace el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) en terreno, la iniciativa logrará impactar en cientos de agricultores de las regiones de Valparaíso, O´Higgins y Metropolitana.

Finalmente, el director de INIA La Platina, Emilio Ruz, sostuvo que “todos los resultados que surgen de este tipo de trabajos se colocan al servicio del sector, la industria y la comunidad en general, para avanzar en la resolución de los grandes desafíos que hoy día tiene la agricultura, especialmente en áreas afectadas por el cambio climático, donde continuamente se están buscando nuevas alternativas y métodos de trabajo, para sortear los problemas que este fenómeno genera”, indicó Ruz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario