lunes, 20 de abril de 2020

Buscan a prevenir aparición de enfermedades en huertos de cerezas de Ñuble


A través de charla virtual, investigadores de INIA Quilamapu destacan qué medidas apuntan a impedir infecciones de madera e incluso muerte de los cerezos.
La charla denominada “Manejo de enfermedades en cerezo para la época de otoño” congregó a más de 50 asistentes virtuales y se enmarcó en el desarrollo del proyecto “Reconocimiento, manejo y control de enfermedades de la madera en cerezo para la región de Ñuble” que ejecuta INIA Quilamapu, apoyado por FIA a través del Gobierno regional del Ñuble (FIC).




En este escenario, los investigadores en fitopatología de INIA Quilamapu, Daina Grinbergs y Andrés France, entregaron una serie de recomendaciones a productores de la región que necesariamente deben adoptar para no tener problemas de enfermedades que se inician en otoño.

La superficie de cerezos en la Región de Ñuble ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años, pasando de 264 hectáreas en el año 2000 a 1.682 en la temporada 2018 y con una marcada tendencia al alza hasta el presente. 

La existencia de estos huertos requiere de una serie de cuidados a lo largo del año, uno de los cuales está referido a la presencia de enfermedades que pueden afectar severamente su productividad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario