viernes, 7 de febrero de 2020

Proyecto para el mejoramiento genético del ganado caprino


AGRO.- (Patricia Espina - Valparaíso).-  Un exitoso proyecto piloto para el mejoramiento genético del ganado caprino está desarrollando el Programa de Desarrollo Local (Prodesal) de INDAP en Petorca, Región de Valparaíso.

Se trata de un proceso de inseminación artificial con la raza Murciano-Granadina, que ha logrado un puesto destacado dentro de la masa caprina en España. Sus características más destacables son su fácil ordeña, su nula estacionalidad reproductiva, su rusticidad y una amplia capacidad de pastoreo.

Los primeros beneficiados con la iniciativa son los pequeños productores Elena Gallardo y Elizaldo Astudillo, ambos de la localidad de Chincolco, quienes inseminaron sus cabras de las razas Saanen y Criolla.  Los aspectos más destacados del proyecto es que se disminuyó en 60% la masa ganadera manteniendo e incluso aumentando la producción de leche para la venta de queso durante todo el año (antes era solo entre octubre y febrero).

La iniciativa se impulsó debido a la disminución de las precipitaciones y a la baja disponibilidad de pasto natural, lo que motivó al equipo técnico del Prodesal (que se ejecuta con el municipio local) a buscar nuevas formas de mejorar la producción caprina local.


El objetivo del proyecto “Mejoramiento genético caprino como adaptación al Cambio Climático” es cambiar el actual sistema productivo de los ganaderos, mejorando la genética de sus animales para reducir sus planteles, produciendo su propio forraje y manteniendo un sistema intensivo con animales estabulados (en establos).

En general la producción caprina en la zona ha estado asociada a sistemas tradicionales extensivos de pastoreo en los cerros, muy dependientes de las condiciones climáticas y de las precipitaciones, las que al disminuir han agravado la situación de los crianceros.

Reconversión productiva
“Yo empecé con el proyecto a mediados del año pasado. Tenía cabras Criolla y Saanen. Después de la inseminación, dos cabras se preñaron: Una Saanen que parió una hembra y un macho y la Criolla, con dos machos. Ahora tengo unas pequeñas maravillas que son Saanen Murciano-Granadina y Criolla Murciano-Granadina. Son crías de color café y café claro”, dice orgullosa la criancera Elena Gallardo.


Gracias a la asesoría del Prodesal, esta usuaria se reconvirtió hace tres años de la crianza de ganado vacuno al caprino. Ahora tiene 20 cabras estabuladas entre Saanen, Criolla y crías nuevas producto de la inseminación. “He andado súper bien con mis cabras. Les tengo algo de pradera en mi terreno y las alimento con pasto seco y pellets. El Prodesal nos ha apoyado mucho y las cabras están al día con sus vacunas, vitaminas y desparasitaciones”, comenta.

En cuanto a la producción de leche, dice que saca entre 12 y 13 litros diarios de sus cuatro cabras Saanen, lo que espera aumentar cuando estén en producción las nuevas crías que nacieron por la inseminación. Sus animales los mantiene con forraje verde (alfalfa) de su predio que riega gracias a la única acción que tiene del canal Los Guindos (5 minutos cada 15 días) y el reciclaje que realiza de las aguas grises de su hogar (lavadero, ducha, etc.).

El proyecto de mejoramiento genético se ha expandido a otros usuarios de la comuna y los resultados se sabrán en pocas semanas. Luego se espera observar cómo se adapta a la zona esta nueva raza caprina.

El director de INDAP Valparaíso, Fernando Torregrosa, manifestó que “el Ministerio de Agricultura a través de INDAP ha llevado adelante una serie de acciones para mejorar los sistemas productivos frente a la sequía. Cambiar el sistema productivo de ganadería extensiva a intensiva, disminuir la masa ganadera y estas mejoras genéticas apuntan en esa dirección”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario