viernes, 7 de febrero de 2020

Los buenos padres necesariamente debemos irnos volviendo innecesarios


Seguiremos en esta cápsula psicológica hablando temas relacionados con la crianza de nuestros niños y niñas, por todo lo que conlleva para un buen desarrollo del niño en sí, como también para el adulto del mañana, nos dice inicialmente la psicóloga Ingrid Fuentes.

En primer lugar, debemos en cierta medida abandonar esta lucha por ser una super madre, un super padre todo el tiempo, que por cierto es un impulso natural especialmente materno, de proteger a nuestros hijos, de todos los errores, de todas las tristezas y de todos los peligros.

Para ser una buena madre, un buen padre, necesariamente debemos irnos volviendo innecesarios.

Me explico, innecesarios en el sentido que este amor incondicional que sentimos los padres hacia los hijos, el cual, por cierto, siempre existirá, provoque vicios, provoque dependencia en nuestros hijos. Nuestros hijos a medida que crecen, deben ir haciendo sus propias elecciones, deben cometer sus propios errores y deben superar sus propias frustraciones.

Debemos irnos volviendo innecesarios poco a poco y a medida que vamos avanzando en la crianza, para que nuestros hijos puedan volar. Para que, en este vuelo, finalmente logren ser adultos autónomos e independientes.

Los padres criamos a nuestros hijos, para que sean libres y no esclavos de nuestros miedos, no esclavos de nuestros deseos. ¡¡¡Ellos deben crecer libres, teniendo la seguridad de que siempre estaremos para ellos…!!!
Psicóloga Clínica Ingrid Fuentes Gatica
Postítulo Familia Infancia y Adolescencia
Magíster en Mediación Familiar



No hay comentarios:

Publicar un comentario