miércoles, 4 de diciembre de 2019

Viñateros maulinos denunciaron malos tratos, multas excesivas y desigualdad

AGRO.- (Diario El Centro).- En el encuentro los pequeños y medianos agricultores le hicieron una serie de propuestas a la autoridad, quien las evaluará, así como las multas impuestas.

“Estas multas abusivas son como patear a una persona en el suelo”. Así calificó Pablo Navarrete, presidente del gremio de viticultores de Villa Alegre y Loncomilla, a las multas impuestas por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en un encuentro con el director nacional de esta entidad, Horacio Bórquez.


El dirigente gremial calificó el proceder de algunos funcionarios del SAG como “indolentes”, tras la imposición de multas de hasta 70 UTM a algunos miembros de esta asociación de viñateros, donde proliferan un buen número de “casos de personas castigadas sin un criterio humano”.

Navarrete le advirtió a la autoridad que no son pocos los multados por no contar con los recursos financieros para poder adquirir y colocar los confusores sexuales para el control de la lobesia botrana, tras haber vivido una vendimia donde tuvieron que comercializar su cosecha por debajo del costo de producción y no contar con los recursos para terminar el ciclo productivo de la presente cosecha.

Exigió además “un mejor trato por parte de los funcionarios del SAG para los más pequeños productores del país. Llevamos años perdiendo patrimonio para sobrevivir y nos tratan con dureza y escaso criterio. Solo usan la modalidad de educar con castigo”.


AYUDAS DESIGUALES
En el encuentro, Navarrete le recriminó además el hecho que a las grandes empresas el SAG le aportara recursos para el control de esta plaga en extensiones de hasta 200 hectáreas, mientras que los pequeños y medianos productores, con más de cuatro hectáreas, deben asumir el 60% de los insumos para dicho control.

Ejemplificó que en Argentina el Estado subsidia la totalidad del precio de los confusores sexuales para el control de esta plaga en predios agrícolas que no excedan las treinta hectáreas, siendo una iniciativa que pudiera replicarse en el país.

Consideró que este ejemplo en particular es muestra de la marcada desigualdad que se ha puesto de manifiesto en todas las facetas socioeconómicas del país, donde a los de más recursos se les otorga un mayor respaldo gubernamental.

BODEGAS POPULARES
Otro de los puntos discutidos en dicho encuentro -según lo referido por Pablo Navarrete- fue la propuesta de establecer bodegas populares en las municipalidades agrícolas; donde los pequeños agricultores puedan acceder a los productos e insumos agrícolas con precios diferenciados.

Denunció además el encarecimiento de productos e insumos agrícolas, tal y como sucede con el precio del herbicida Bazzoka, “el cual lo compran a 3 mil 700 pesos y luego es vendido en Sodimac por 25 mil 830 pesos”.


En palabras de este dirigente gremial “le solicitamos principalmente al director nacional del SAG, usar un criterio condescendiente a la realidad que estamos viviendo hoy los viñateros del país. Se vive angustia e incertidumbre de nuestro futuro”, comentó.

Expresó que ante los puntos abordados en este encuentro, el director nacional del SAG, Horacio Bórquez, prometió revisar la magnitud de las multas, y prometió evaluar las propuestas realizadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario