sábado, 30 de noviembre de 2019

En prisión conductor imputado por accidente de Camila López


REGIONAL.- (ladiscusion.cl).- Mediante un escrito presentado por el abogado particular, Gustavo Menares, en el Juzgado de Garantía de Chillán, el pasado 28 de noviembre, Gabriel Ignacio Quintrileo, se autodenunció como el autor del accidente vehicular que el pasado 23 de este mes, le costó la vida a la ciclista Camila López, quien circulaba por la  Avenida Ecuador hacia el poniente.



Al día siguiente, ayer viernes, el abogado Menares más su colega, Marcela García, llegaron al Tribunal Penal en compañía de Quintrileo para que, tras seis días de ser buscado y requerido por Carabineros, se le formalizara por el delito de cuasidelito de homicidio.

Esta carta de autodenuncia, que engloba una confesión, más otros factores que podrían representar atenuantes de pena, como el haberse entregado voluntariamente y el no contar con antecedentes penales pretéritos, fueron expuestos por ambos legistas para evitar que se decretara la medida cautelar de prisión preventiva.


Sin embargo, y tras considerar las apreciaciones y antecedentes entregados por la fiscal suplente, Nadia Espinoza, el juez Edgardo Pinto decretó precisamente esa cautelar, fundada en que a su juicio el imputado presenta un peligro para la sociedad, decretando además, un plazo de tres meses para la investigación judicial.

No habrá alcoholemia
La fiscal Espinoza dice admitir que Quintrileo se autodenuncia y se entrega voluntariamente, sin embargo, para ella eso ocurre “cuando Carabineros ya contaba con su identidad y con las declaraciones de sus acompañantes que lo inculpaban”, por lo que tratará que en un eventual juicio, ambas situaciones no sean una atenuante de pena.

En concreto, en el escrito presentado por la defensa de Quintrileo, quien trabaja como operador de Vendomáticas, dice que conducía a una velocidad cercana a los 60 kilómetros por hora y que  en el accidente impactó “involuntariamente a un ciclista que circulaba en mi misma dirección, que ocupaba mi pista de circulación, y que de manera repentina giro en dirección izquierda, desprovisto de cualquier tipo de elemento reflectante y aun cuanto intenté evitar el impacto, este se produjo”.

Dice no haber prestado ayuda por el impacto y desconcierto que le produjo el accidente, y añade que pide que se le haga un examen toxicológico y de alcoholemia.

“Ya, tras seis días del accidente, ya no estamos en condiciones de efectuar esa diligencia, la que podría haber dado pie para formalizar por un delito aún más grave como el manejo en estado de ebriedad causando muerte”, dice la fiscal Espinoza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario