martes, 26 de marzo de 2019

600 productores agrícola conocieron prácticas agroecológicas


By Mario San Martin   Marzo 26, 2019



600 productores agrícola conocieron prácticas agroecológicas
Asistencia dejó en evidencia creciente interés de agricultores por incorporar prácticas limpias en sus cultivos. Un masivo interés por aprender e implementar la agroecología en sus huertos y predios
,

demostraron 600 agricultores que asistieron al “Día de campo de agroecología, agricultura orgánica y sostenibilidad” realizado en el Campo Experimental Santa Rosa en las cercanías de Chillán.

Provenientes de las regiones del Maule, Ñuble y Biobío, productoras y productores vinculados a Programas de Desarrollo Local (Prodesal) aprovecharon las cuatro estaciones técnicas y ocho stands que conformaron una verdadera feria de tecnologías agroecológicas, que se montó en el huerto orgánico de INIA Quilamapu.



Tras el recorrido, que tomó unas tres horas, los asistentes se mostraron sorprendidos por la información recibida y se motivaron para adoptar alguna de las prácticas en sus cultivos. En tal sentido, la productora Olivia Gacitúa, de Chillán, destacó la importancia de realizar rotaciones con cebollas, mientras que el productor Omar Jara, de Mulchén, reconoció haber recibido información que desconocía y que espera aplicar en su predio. En tanto, Pablo Meléndez de Quinamávida (provincia de Linares) valoró la rotación de cultivos y el compost como las estaciones más atractivas para sus intereses.

Finalmente, el productor Luis Roquefort del sector Catillo en la Región del Maule, se mostró muy contento con el día de campo ya que pudo complementar sus conocimientos de agroecología. “Los que no tienen conocimientos debieran aprovechar toda la información entregada. Todas las estaciones tuvieron puntos muy altos recordando muy bien”. De ellas indicó que “la batería de biopreparados para ayudar los cultivos es buenísima. El amaranto resultó ser un nuevo cultivo. Quería conocerlo, así es que resultó justo. Por último, destacó la importancia de conocer cómo funciona el suelo. “Si no se aprende esto, nada de lo que hagas después sirve, porque el suelo es la clave”.

Cuatro áreas a tener en cuenta

La coordinadora general del “Día de campo de agroecología, agricultura orgánica y sostenibilidad”, Cecilia Céspedes, resaltó la importancia de cada una de las cuatro estaciones técnicas mostradas. “La primera se enfocó en la diversidad de biopreparados existentes para la agroecología, con el ánimo de que el agricultor, además de tener buenas producciones, tenga bajos costos y sea más sostenible”.

En segundo lugar, la investigadora Céspedes, explicó que se mostraron rotaciones de cultivo que incorporan leguminosas al inicio. “Ello con la finalidad de mejorar la calidad del suelo y fijar nitrógeno para el cultivo siguiente en las rotaciones”. La especialista mencionó que se mostró como cultivo indicador la cebolla y sus comportamientos en términos nutricionales, de calidad y de rendimientos”.



En tanto, el cultivo del amaranto orgánico, acaparó las miradas de los productores en la tercera estación técnica. Al respecto, la agrónoma de INIA destacó que se trata de “la primera investigación seria de amaranto bajo características orgánicas realizada en el país. El trabajo es realizado conjuntamente con la Universidad de Chile. El amaranto es un pseudo cereal, muy parecido a la quínoa, que se destina a la alimentación humana. Contiene todos los aminoácidos esenciales, por lo tanto, es de sumo interés para la población vegetariana y vegana, ya que les permite tener una dieta completa sin consumir carne. Mostramos a los productores la forma de hacer el manejo y los excelentes resultados obtenidos. Hasta ahora, el cultivo del amaranto existe en pequeña escala en el país, pero utilizando insumos químicos, aunque en bajos niveles”.

Finalmente, Cecilia Céspedes señaló que la última estación correspondió al manejo sostenible del suelo. “A través de ella quisimos recalcarle al productor lo fundamental que es el suelo en los sistemas agroecológicos. Un agricultor que no maneje bien su suelo definitivamente no va a ser exitoso en estos sistemas productivos. El suelo es la base”.

La investigadora agregó que la fertilidad del suelo no solo se puede ver como un tema de nutrición de plantas, sino que es mucho más integral y que implica la parte física y biológica del suelo. “Para ser exitoso en el manejo del suelo lo primero que se debe hacer es aplicar materia orgánica y eso se hace a través de abonos naturales como el compost, el bokashi, lombricompost; también con los abonos verdes; o con una rotación de cultivos con leguminosas”. Recalcó la importancia de no quemar el suelo, no usar productos químicos, y no voltear el suelo todo el tiempo, ya que al hacerlo se destruye la materia orgánica. “Se debe evitar la destrucción del suelo; debiéramos tratar de tener el mismo suelo de un bosque en la producción agroecológica, y para lograrlo las herramientas están”.



El día de campo también incluyó una serie de stands vinculados a la agroecologías como el del Centro Tecnológico de Control Biológico de INIA Quilamapu; un laboratorio móvil de identificación de plagas en los cultivos; una clínica de plantas para la identificación de enfermedades; un stand del Laboratorio de Suelos de INIA y del Laboratorio de Agroecología que hace el análisis de sostenibilidad del suelo.


A ellos se sumó la presencia de las empresas Bioaudita de certificación orgánica; Biobichos de producción de enemigos naturales para el control de plagas; Proceed de venta de insumos para la agricultura orgánica; y Green Gear Energy de instalación de sistemas fotovoltaicos para bombeo solar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario