miércoles, 30 de diciembre de 2020

Tabaco transgénico contra el covid


El pasado miércoles, las autoridades en Estados Unidos autorizaron a realizar pruebas en humanos de una vacuna contra el Covid-19 hecha a partir de tabaco transgénico.

Esta vacuna es desarrollada por la firma British American Tobacco (BAT), que fabrica productos como Lucky Strike o Benson & Hedges. La Food And Drug Administration (FDA) estadounidense le autorizó para probar su vacuna contra el Covid-19 en humanos adultos.

El argumento de la BAT es que sus vacunas podrían producirse en seis semanas, contra los meses que duran los métodos convencionales de las farmacéuticas. Esto se debe, de acuerdo con la tabacalera, a que tienen una tecnología patentada que permite que los elementos de la vacuna se acumulen en las plantas de tabaco transgénico.

La división de biotecnología de la BAT, Kentucky BioProcessing, dice haber clonado una parte de la secuencia genética del Covid-19 para desarrollar un potencial antígeno, luego insertado en las plantas de tabaco para su reproducción.

En seis semanas es posible cultivar, cosechar y procesar hasta 3 millones de dosis a partir de plantas de tabaco transgénico que reproduzcan este antígeno, lo que lo haría más rápido que los métodos tradicionales.

Asimismo, esta vacuna sería estable a temperatura ambiente, a diferencia de la de Pfizer. Esto además facilita el transporte y distribución.

Aunque esta vacuna está por detrás de las que hacen Pfizer, AstraZeneca o Moderna, podría producir rápidas dosis para un proceso de vacunación que promete durar años.

Por lo pronto, la KBP ha trabajado anteriormente en un tratamiento contra el ébola y se encuentra desarrollando un tratamiento contra la gripe estacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario