viernes, 23 de octubre de 2020

No es posible que las paltas tengan más derecho que el ser humano, dijo ME-O


LOCAL.- (Patricio Parra-Arellano).-  A sólo días de un proceso histórico para la democracia chilena, Marco Enríquez-Ominami fue entrevistado por el diario electrónico San Carlos On Line 

En conversación con el diario electrónico el pasado miércoles, el excandidato presidencial, aseguró que la única forma de crecer, tener una economía atractiva y una política moderna, es cambiando la carta magna de Chile. Uno de los puntos en el que se centró, fue la privatización del agua.

Para Enríquez-Ominami, el concepto del agua como bien de consumo, se instauró en la constitución actual. Pero, "la constitución de Chile debiese dejar escrito que el agua es un derecho humano, que las concesiones no son indefinidas y abrir la idea de que el uso humano del agua es la prioridad número uno" y no que las 'paltas tengan más derecho que el ser humano', sostuvo, sobre uno de los puntos que en su opinión deben ser cambiados con urgencia.

Cómo ven a Chile desde el extranjero

En sus conversaciones con políticos sudamericanos y otras latitudes, ha visto la imagen que se está generando de Chile en los pueblos vecinos y las visiones no son del todo positivas, puesto que se han desnudado falencias  que antes no afectaban al funcionamiento del país.

Se aprecia "decepción de aquellos que pensaron que Chile era el mejor alumno", pero se vieron problemas que se suponía que no existían, "pobreza, ollas comunes, deuda privada, estudiantes enfurecidos". Otros en tanto, ven este proceso con optimismo, cuenta MEO, quien cuenta que le han hablado desde Alemania, Cataluña, donde esperan que el descontento y movilizaciones se transformen en propuestas de trabajo y desarrollo.

Por lo mismo, "creo que esta vez, sí vamos a tener la participación de los jóvenes", quienes han cumplido, para bien y para mal, un rol importante en más de un año de marchas y protestas.

Pandemia y economía

La crisis sanitaria provocó una crisis económica y laboral. Esto obligó a muchos a buscar un nuevo sustento, abriendo otras posibilidades para generar ingresos, pero también una nueva forma de hacer negocios. Marco Enríquez-Ominami lamenta que la economía nacional aún no dé un giro.

Ejemplifica con que nada de lo que tiene en su casa es chileno, pero sí el cobre de su computador y critica que en Chile aún no se venda con valor agregado. Explica que el país tiene una política de exportación agresiva, lo que ayudó a disminuir la pobreza y el desempleo, pero es necesario hacer cambios. "No me gusta ser de los que dice que está todo mal, pero convengamos de que hay unos cuantos problemas que sí tienen solución".

El  entrevistado estuvo en el programa “Noche Informativa” que desde el inicio de la pandemia el diario electrónico San Carlos On Line realiza, de lunes a viernes a las 22 horas, a través de las redes sociales  y su transmisión  se difunde en Face live, Youtube y Periscope.

No hay comentarios:

Publicar un comentario