sábado, 10 de octubre de 2020

En San Carlos y en prisión preventiva permanece femicida de Carolina Fuentes.

 


A las 18 horas de este viernes en una rápida acción de Gendarmería  ingresó por un portón lateral de la cárcel local, el furgón  celular en cuyo interior se encontraba el imputado de  femicidio, el cual permanecerá en este recinto local  en calidad imputado de ese delito que tiene connotación nacional.

Se trata de Ricardo Neira Arriagada (44), quien fue formalizado por la fiscal regional de Ñuble, Nayalet Mansilla Donoso, por el femicidio de Carolina Fuentes Bustos, a quien se le perdió todo rastro el 30 de junio pasado y cuyo cuerpo fue hallado en la ribera del río Ñuble, este lunes 5 de octubre. 

La fiscal regional detalló en la formalización que el imputado “desde el año 2015 aproximadamente, mantuvo una relación sentimental, y en algún período también de convivencia, con la víctima Carolina Constanza Fuentes Bustos”. Y precisó que si bien vivían en ciudades distintas mantuvieron el vínculo.

En la audiencia, la fiscal Nayalet Mansilla, afirmó que “el 30 de junio de 2020, en horas de la tarde, luego de que la pareja sostuviera una discusión en la casa del imputado, ambos abordaron la camioneta de este. El imputado, quien condujo el vehículo, trasladó a la víctima a un lugar cercano a su domicilio, dentro de la comuna de Portezuelo, en donde procedió a agredirla con elemento contundente en diferentes partes del cuerpo, como cabeza, espalda y extremidades superiores, luego de lo cual procedió a tapar su boca y nariz, provocándole asfixia por sofocación, lo que le causó la muerte”.

En la audiencia uno de los persecutores afirmó que el cuerpo presentaba un estado de corificación, es decir, estaba deshidratado y con su piel rígida. Esto ocurre cuando el cadáver ha estado expuesto a mucho calor o mucho frío en un ambiente de baja humedad. 

Lo anterior, es incompatible con el lugar del hallazgo del cuerpo, en la ribera de un río y con parte de éste en contacto con el agua, por lo que se concluye que una vez muerto, el 30 de junio último, permaneció por al menos tres semanas en el lugar del crimen, para luego ser trasladado desde allí. 

Si bien no hay una causa precisa de muerte, según las pericias realizadas hasta ahora, se estableció que las lesiones que presenta la víctima son violentas, coetáneas y cercanas a su fallecimiento, pues presenta hematomas en el cráneo, espalda y ambas muñecas, causadas por terceros.

En la investigación se logró determinar que Ricardo Neira envió mensajes falsos desde el celular de Carolina Fuentes a familiares de ella e, incluso, a él mismo, los días posteriores a haber acabado con su vida. Además, realizó una serie de acciones para ocultar la comisión de este femicidio y desde el historial de búsqueda de su teléfono se rescató una consulta sobre cuánto tarda un cuerpo humano en descomponerse.

El Juzgado de Garantía de Quirihue decretó ocho meses de plazo para esta investigación que la Fiscalía de Ñuble trabaja con la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones de Chillán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario