martes, 6 de octubre de 2020

Economía circular: Cinco proyectos en el agro chileno

 


AGRO.- ( Mundoagro).-  La economía circular busca generar una cadena de valor más sustentable y un cambio de paradigma que en la agricultura está cada vez más presente. Por ejemplo, aprovechar los desechos para darles una segunda vida, no solo ahorra recursos, también disminuye el impacto ambiental. A continuación, cinco proyectos que hicieron suyo el concepto de economía circular. 

1. BIOMATERIALES A PARTIR DE HONGOS

Economía circular: 5 proyectos en el agro chileno

Una empresa biotecnológica llamada Hypha reproduce distintos tipos de hongos silvestres, que combina con materias primas forestales, para crear biomateriales como “Mycotec”, que busca sustituir el plumavit. La ingeniera agrónoma Catalina Mazo quería solucionar el problema ambiental que provocan los envases de un solo uso. Por eso, buscó el apoyo de FIA, Corfo y Fundación Innova, para darle otra visa a los hongos que se encuentran en troncos en descomposición. “Los hongos se comportan como un aglomerante natural al colonizar y alimentarse de aserrín, cáscaras de nueces, maravilla u otros sustratos”, dice Catalina, quien agrega que en una segunda etapa, bajo condiciones de humedad y temperatura controladas a nivel de laboratorio y producción, se obtiene el biomaterial. Tanto las materias primas que utiliza el equipo de Hypha como sus procesos son de bajo impacto ambiental, ya que se aprovechan descartes de otras industrias y no se generan desechos contaminantes ni perpetuos al final de su vida útil. “Es compostable una vez finalizada su vida útil y, finalmente, es un producto asociado directamente al territorio, ya que utilizamos hongos silvestres de la precordillera, materia prima e insumos de la industria local y cadena productiva nacional”, explica la ingeniera. Hypha apunta a usuarios que buscan una alternativa de packaging ecológico (biodegradable y compostable), con propiedades como ligereza, amortiguación de impactos, aislamiento térmico y acústico, resistencia a la humedad, al envejecimiento y gran versatilidad. 

2. CAMARÓN EN CULTIVOS


Economía circular: 5 proyectos en el agro chileno

Un nuevo producto soluble en agua, 100% orgánico y elaborado a partir de descartes de la industria camaronera resultó ser el aliado ideal para los agricultores que buscan el crecimiento saludable de sus cultivos. Se trata de BioMovens, un compuesto que estimula los procesos naturales de las plantas, mejora la absorción de nutrientes y ayuda a combatir diversas plagas, entre otros beneficios. El producto estrella de la empresa Crustanic, creada por Williams Mauad y Sebastián Rubio, tiene como principal ingrediente el quitosano, compuesto natural que estimula la germinación de las semillas y el desarrollo de las distintas partes de la planta, tales como raíces, brotes y hojas. 

3. COMPOSTAJE EN TALCA

Economía circular: 5 proyectos en el agro chileno

La capital de la Región del Maule contará con una enorme planta de compostaje que procesará los residuos orgánicos de la macroferia, centros de abasto y podas municipales, para generar compost que será reutilizado en el territorio. El proyecto es respaldado por el acuerdo de cooperación entre el Ministerio de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá y el Ministerio de Medio Ambiente de Chile, a través del programa Reciclo Orgánicos. 

La planta de compostaje, que se ubicará en una superficie de 1,2 hectáreas, en el sector de Huilliborgoa y cuya inversión total supera los mil millones de pesos, contará con tecnología de geomembranas que cubren y permiten la fermentación. “Se compensa con creces lo que vamos a lograr con la reducción de gases de efecto invernadero y todo lo que vamos a hacer con este compost que puede ser destinado para recuperar suelos degradados desde el punto de vista agrícola o destinarlo para nuestras áreas verdes y huertos comunitarios”, explica el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz. Foto: Fotografía Programa Reciclo orgánicos

 

4. APL ENVASES Y EMBALAJES

Economía circular: 5 proyectos en el agro chileno

Empresas lideradas por el Centro de Envases y Embalajes (CENEM) suscribieron el segundo Acuerdo de Producción Limpia (APL) de la industria. “Este APL para nosotros es clave, porque nos permite transitar hacia la información necesaria para el cumplimiento de las metas del decreto de la Ley REP que son ambiciosas pero realistas”, señala el subsecretario del Medio Ambiente, Javier Naranjo.  

El acuerdo abordará un modelo de gestión de residuos de envases y embalajes que las empresas utilizan en sus procesos, implementando estrategias de prevención, reutilización y flujo de información. Este trabajo colectivo busca incorporar o incrementar el contenido de material reciclado en envases y embalajes, definiendo una metodología que permite medir la cantidad y procedencia de dicho material y cuantificar la huella ambiental de los envases y embalajes a partir del análisis de ciclo de vida, proponiendo alternativas para que esta información sea añadida en el ecoetiquetado que lidera Sofofa.

“Este segundo APL es el reflejo del compromiso de la industria por avanzar hacia una economía circular, por lo que invitamos a las empresas del sector de envases y embalajes y su cadena de valor a sumarse a este trabajo conjunto, que además es una herramienta altamente efectiva de trabajo colaborativo, de unidad y acercamiento del sector público y privado”, sostiene Mariana Soto, gerente general de CENEM.

5. OASIS EN EL DESIERTO EN COQUIMBO


Economía circular: 5 proyectos en el agro chileno

INDAP 2016

Hace catorce años, un grupo de agricultores que cultivaban hortalizas en tierra debieron dejar su espacio por el avance de la ciudad y los proyectos industriales. Sin embargo, se asociaron para crear la Asociación Gremial de Agricultores Altos La Portada (ASGRALPA) con 75 socios fundadores y, con apoyo de INDAP, FIA y la Universidad de Antofagasta, desarrollaron un programa piloto de hidroponía en siete invernaderos, en el sec – tor de La Chimba. 

Pero, luego, Bienes Nacionales les entregó en concesión sus actuales 100 hectáreas frente al monumento natural de La Portada. Finalmente, en 2015, nació la Cooperativa de Agricultores Hidropónicos Altos de la Portada (Coopahidralpo), para llegar a los mercados con productos frescos y aplicando buenas prácticas agrícolas. De hecho, compran y distribuyen semillas, nutrientes e insumos necesarios para sus operaciones. 

Para sus cultivos, estos agricultores utilizan agua de mar desalinizada, gracias a un sistema de tuberías cofinanciado por la firma japonesa Komatsu, que se surte del suministro que va de Antofagasta a Mejillones. Con el apoyo de Indap, los cooperados pudieron levantar invernaderos, camas para cultivos y paneles solares, capacitarse y viajar a conocer experiencias exitosas y sustentables. Hoy, este verdadero oasis en el desierto cuenta también con el apoyo de Corfo y Sercotec, las empresas Aguas Antofagasta (Grupo EPM) y Elecda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario