sábado, 10 de octubre de 2020

Cuestionan permisos a empresa que compró terreno a exadministrador


REGIONAL.- (ladiscusion.cl).- Concejales de Chillán solicitaron a la municipalidad que entregue información referida a la manera en que fueron otorgados los permisos de construcción a un supermercado emplazado entre las calles Gamero e Itata y que colinda con Yerbas Buenas y Avenida Argentina.

El terreno perteneció a una sociedad conformada por el exadministrador municipal de Chillán, Ricardo Vallejos Palacios, y familiares directos, sobre el cual existe un reclamo judicial por parte de empresarios del rubro transporte de la ciudad.

La querella criminal, que fue interpuesta en el Juzgado de Garantía de Chillán, que fue declarada admisible, busca que se investigue la eventual figura de contrato simulado y apropiación indebida, lo que habría afectado a directores de la empresa Intachi S.A., quienes habrían perdido su patrimonio, consistentes en bienes valorados en millones de pesos.

Uno de los terrenos que reclaman los querellantes fue traspasado a una firma  supermercadista, según revela la querella interpuesta por los abogados Dalton Campos y Guillermo Véjar, por un monto de $3.000 millones.

En el escrito se plantea que “resulta conveniente también destacar que en la cláusula cuarta número cuatro de la escritura de promesa de compraventa, de fecha 2 de marzo de 2018 otorgada ante notario de Linares, Andrés Cuadra González, y anotada en su repertorio bajo el número 557, se encuentra contenida una condición de celebración del negocio que finalmente reportaría 3.000 millones de pesos a los querellados. Dicha condición decía relación con la aprobación por parte de la Ilustre Municipalidad de Chillán del anteproyecto de fusión y arquitectura que presentaría” la empresa compradora.

Según la acción judicial, “la mentada autorización no demoró más de 30 días en aparecer, junto con liberar ya el 20% del precio pactado. Esta sorprendente celeridad nos lleva a recordar que Ricardo Vallejos Palacios (vendedor) tenía entonces la calidad de administrador municipal de la Ilustre Municipalidad de Chillán, hoy, en prisión preventiva por los presuntos delitos de cohecho, negociación incompatible, entre otros”.

Documentos

El concejal Jorge Vaccaro Collao (RN) manifestó ayer que “de ser ciertos estos hechos, son de la mayor gravedad, pues el abogado, exadministrador y en ocasiones alcalde(s) era parte de la sociedad que vendió el terreno a una empresa que necesitaba aprobación municipal para su proyecto”.

Es por ello, agregó Vaccaro, que solicitará formalmente que el municipio entregue una información detallada de la manera en que fue aprobado el proyecto de arquitectura al supermercado.

Adicionalmente, solicitó que se entreguen los informes técnicos emanados desde Obras Municipales, Administración y Finanzas, Secpla, Rentas y Patentes y otras entidades como Tránsito, que pudieron conocer del proyecto.

Vaccaro agregó que espera obtener copia de todos los registros internos que permitan aclarar cómo la municipalidad fue capaz de otorgar permisos en tan poco tiempo a una empresa con la que Vallejos Palacios realizó una transacción comercial.

De manera especial se solicitaría que se otorguen los nombres de las personas que estaban ligadas profesionalmente con Vallejos o tenían relaciones familiares y que participaron de una u otra forma en la elaboración de los contratos que impugnan los empresarios demandante, a través de los abogados Campos y Véjar.

Al interior de la municipalidad se pidieron ayer diferentes informes a las direcciones que pudieran tener relación con la entrega de permisos.

“Sorpresa y molestia”

El concejal Joseph Careaga (UDI) planteó su “sorpresa y molestia” por un hecho que a su juicio daña la intachable imagen que tenía la Municipalidad de Chillán”.

El edil remarcó que en el pasado se habían conocido problemas en el municipio chillanejo, “pero que se relacionaban con situaciones de forma y no de fondo, pero hoy vemos que se habla de corrupción”.

Agregó que como edil no le corresponde pedir informes al municipio, sino que son otras las instancias que deben hacerlo, como es la Contraloría.

En tanto, el concejal DC, Patricio Huepe García, precisó que conoce algunos detalles del nuevo conflicto que pone en tela de juicio al municipio chillanejo, pero en especial a algunos de sus integrantes.

Frente a la carencia de información, indicó, esperará un pronunciamiento oficial de la municipalidad. Agregó que la entrega de permisos en tan poco tiempo llama la atención, pues por lo general tales gestiones se tardan muchos meses.

Los ediles requieren conocer si es que el centro comercial tiene Estudio de Impacto sobre el Tránsito Urbano (Eistu)y si fueron solicitadas y ejecutadas obras de mitigación en el sector, en especial en Avenida Argentina, donde en la acera vehículos conviven con ciclistas y peatones.

El viernes pasado el Juzgado de Garantía de Chillán declaró admisible la querella por los presuntos delitos de apropiación indebida, contrato simulado y estafa, presentada por un grupo de accionistas de la sociedad inmobiliaria Taxibuses Chillan, “Intachi S.A.”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario