viernes, 16 de octubre de 2020

Avena para limpiar metales pesados en suelos contaminados


AGRO.-( mundoagropecuario).-  Investigadores de universidades de China, Suiza y Australia han identificado que la avena desnuda es más adecuada para eliminar el estroncio radiactivo de suelos contaminados.

El estudio, publicado en el International Journal of Phytoremediation, investigó 26 cultivares de trigo, cáscara de avena, avena cruda y cebada por su uso potencial como herramienta para limpiar el estroncio de los suelos después de un accidente nuclear.

La avena desnuda, también conocida como ‘avena sin cáscara’, es un cultivo de cereales con semillas comestibles del género Avena y durante la trilla, la cáscara se separa fácilmente del grano.

El uso de plantas para eliminar metales y diversos contaminantes orgánicos del medio ambiente es una tecnología emergente conocida como fitorremediación.

El coautor Hackett Professor Kadambot Siddique, del Instituto de Agricultura de la Universidad de Australia Occidental, dijo que la exposición al estroncio radiactivo después de accidentes en plantas de energía nuclear podría poner en peligro directamente la salud humana, especialmente si ingresa a la cadena alimentaria.

«La comida es la vía más importante del estroncio en los seres humanos, y las dosis altas de estroncio aumentan el riesgo de cánceres y pueden inducir anomalías esqueléticas», dijo el profesor Siddique.

«La fitoextracción de suelos contaminados con metales pesados utiliza plantas que absorben los contaminantes y los acumulan a niveles elevados en los brotes. Las plantas luego se eliminan de manera segura».

Los investigadores estudiaron 26 especies conocidas por tener una mayor acumulación de metales pesados . Cuantificaron la influencia, absorción y translocación del estroncio en el crecimiento de las plantas. En la madurez, el cultivar de avena desnuda Neimengkeyimai-1 tenía el mayor contenido de estroncio en todos los niveles de estroncio medidos.

«El porcentaje de estroncio eliminado del suelo a los brotes en el momento de la cosecha fue de más del 1,4% después de 120 días. Las plantas de avena desnuda podrían seleccionarse para la fitorremediación para limpiar el suelo contaminado, y Neimengkeyimai-1 en particular podría usarse como modelo para futuras investigaciones, como punto de partida para encontrar cultivares más efectivos, dijo el profesor Siddique.

No hay comentarios:

Publicar un comentario