miércoles, 29 de julio de 2020

Viñateros del Maule todavía esperan apoyo de parte del Consejo Regional


AGRO.- (elcentro.cl).- Todo esto debido a una significativa caída de la producción durante la actual vendimia, donde también resulta preocupante el aumento de los vinos sin denominación de origen y producidos a base de uva de mesa.

Luego de 10 meses desde que se manifestó la intención desde el Consejo Regional (CORE) para destinar recursos públicos para robustecer el capital de trabajo y concretar el ciclo productivo de los pequeños y medianos viñateros del Maule, todavía estos exponentes de la pequeña agricultura esperan por dicha promesa.

Así lo denunció Pablo Navarrete, presidente del gremio de viticultores de Villa Alegre y Loncomilla, al manifestar que el Gobierno se niega a reconocer la realidad que afrontan los viñateros.

A fines del año pasado, el consejero regional, Pablo del Río, manifestó su intención de presentar dicha iniciativa en la Comisión de Estrategia del Consejo Regional (CORE), para buscar la forma de apoyar a este importante sector productivo, posterior a un diagnóstico de la situación individual de cada agricultor.

“Lo que hicimos fue exponer las necesidades de este sector y hacerlo ver a los consejeros y el Ejecutivo -en aquel entonces- buscando que se sensibilizaran con la comprometida situación de estos productores”, recordó el consejero regional.

Pero lamentó que, en este período de tiempo, desde el Ejecutivo no se haya generado una política de ayuda directa para este sector productivo, destacando que, tanto el denominado “estallido social” y la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, han obligado a la redestinación de los recursos hacia otros frentes.

PRODUCCIÓN DE VINOS 2020

En este contexto, se dio a conocer -por parte del Servicio Agrícola Ganadero (SAG)- el Informe de Producción de Vinos 2020, donde -a pesar que la región del Maule se ratifica como la mayor productora a nivel país- se percibe una significativa baja en la producción, en unos 40 millones de litros, aproximadamente, sumando igualmente un poco más de 500 millones de litros en la región.

En el detalle, el informe destaca el aumento en la producción de vinos sin denominación de origen, los cuales experimentaron un alza de más de cuatro millones de litros, sumando alrededor de 64 millones de litros en la actual vendimia.

Destaca -además- la expansión de la producción de vino a base de uva de mesa, producto que escaló de apenas 435 mil litros durante el 2019 a más de dos millones 350 mil litros en la presente cosecha.
En este sentido, Pablo Navarrete denunció que este fenómeno va en detrimento del comprometido estado financiero de los viñateros de la región, puesto que se hace uso de una materia prima de menor precio y calidad, lo cual pone en tela de juicio la reputación internacional de este producto en los mercados.

SAG Y LOBESIA BOTRANA

El dirigente gremial afirmó también que desde el SAG se niegan a autorizar la puesta en marcha de una propuesta mucho más económica, mediante el uso de productos orgánicos vía aérea para el control de la plaga de la Lobesia Botrana, lamentando la exigencia -por parte de este servicio- de la instalación de confusores sexuales.

“Además de ser más costoso este método, expertos afirman que la aplicación de este método en el secano costero no es efectivo, dadas las altas temperaturas y el poco follaje que tienen las plantas”, sostuvo.

Por ello, anunció que como gremio presentarán un recurso de protección en contra del SAG, debido a la exigencia de la instalación de este método, buscando así proteger los limitados recursos destinados a capital de trabajo de los pequeños y medianos productores de este rubro.

Navarrete manifestó que la carga económica que representa el control de esta plaga recae en los bolsillos de los pequeños productores, a un costo que supera el millón 300 mil pesos por hectárea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario