jueves, 2 de julio de 2020

Reinventándose: flores comestibles dan paso a semillas y hortalizas


AGRO.- (Indap).- ¿Se acuerda del emprendimiento Toronjil Cuyano? De seguro que sí o al menos  se enteró por ahí de la exitosa producción de flores comestibles impulsada por los hermanos Alejandro y Sebastián Zamorano,
usuarios de INDAP de la comuna de Limache, quienes conquistaron los paladares más refinados del país con su innovadora propuesta y se ganaron un espacio en programas de televisión, diarios, radios y revistas especializadas.

El negocio se había consolidado y los hermanos Zamorano incluso estaban dictando charlas con su experiencia, pero la llegada del coronavirus en marzo comenzó a afectar la economía local y a nivel país obligó al cierre de gran parte del comercio y otras actividades. El próspero emprendimiento comenzó a quedar sin clientes y las últimas entregas no fueron pagadas. Tuvieron que detener la producción y ver cómo reinventarse.

Fue así como luego de pensar qué podían hacer, decidieron retomar lo que habían iniciado diez años antes y que dejaron de lado ante el éxito de las flores comestibles. Se trata de su propio banco de semillas, con más de 100 especies. Se pusieron manos a la obra e hicieron un nuevo catálogo con cerca de 40 productos, los que hace un mes tienen a la venta con reparto a todo Chile.


“Nosotros nos dedicábamos ciento por ciento a las flores comestibles, así que fue complejo parar la producción, pero no teníamos clientes. Estuvimos marzo y abril sin nada. Empezamos a pensar en lo que sabíamos hacer y tomamos la decisión de volver a nuestros inicios, que eran las semillas, y dedicarnos a ser agricultores durante este tiempo de incertidumbre”, dice Alejandro.


Cuenta que con su hermano decidieron que era buen momento para comercializar las semillas y fomentar las huertas caseras, “ahora que mucha gente está en sus casas por la cuarentena y puede sembrar y plantar con los niños y hacerse cargo de su propia comida”.

La difusión ha sido principalmente a través de sus redes sociales, INSTAGRAM y FACEBOOK, las que se han preocupado de mantener activas. Ahí han tenido muy buena recepción, lo que les ha permitido distribuir semillas a ciudades como Puerto Varas y Punta Arenas e incluso al norte del país.
Agricultura responsable














Esto significó que los emprendedores volvieran a la agricultura tradicional y a sembrar todo tipo de hortalizas con sus semillas, con la premisa que han mantenido siempre, basada en la permacultura, de una agricultura sostenible y responsable con el medio ambiente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario