miércoles, 3 de junio de 2020

Lúpulo de calidad: el secreto detrás del sabor único de las cervezas artesanales


AGRO.- (Campo Sureño).-  El lúpulo es una planta a la que se le atribuyen distintas propiedades. Combate la ansiedad, es antioxidante y aromática; sin embargo, su utilización más célebre es como insumo fundamental de la bebida alcohólica más consumida en el mundo, la cerveza.
Los maestros persiguen el perfume de los aceites esenciales y el amargor de los alfa ácidos que contiene el lúpulo para transformar sus creaciones en cervezas únicas. Adicionalmente, el lúpulo ayuda a conservar las preparaciones por su carácter antibacterial.

Su uso para la elaboración de cerveza no solo responde a una preferencia, sino que en el pasado se instauró como norma. Según la Ley de Pureza Bávara (Reinheitsgebot) dictada por el rey Guillermo IV de Baviera en 1516, la cerveza solamente podía hacerse con agua, cebada malteada y lúpulo.

Así su elaboración y producción ha avanzado a pasos agigantados. De hecho, la explosión que ha experimentado la producción de cervezas artesanales en Chile y el mundo ha hecho que este negocio evolucione cada día más y la región de Los Ríos no ha quedado exento a ello.

Al sureste de la ciudad de Valdivia se encuentra la empresa “Lúpulos Valdivia SpA”, dedicada a la producción y comercialización del lúpulo para abastecer a los cerveceros artesanales de Chile.
Actualmente, cuenta con una superficie de 3 hectáreas en producción en las que poseen variedades como: Magnum, Tradition, Taurus, Perle, Cascade, Comet, Spalt Select, Northern Brewer, Saaz, Saphir, Mittelfrüh, Opal y Hersbrucker.


ALTOS ESTÁNDARES DE CALIDAD
Para su operación, la empresa trabaja bajo altos estándares y técnicas de cultivo, contando con la maquinaria e implementación necesaria para el proceso del producto. El empresario detrás de este proyecto es Eberhard Kossmann, arquitecto naval e ingeniero mecánico de origen alemán. Entre sus principales aportes al quehacer nacional, destaca la fundación del astillero privado más relevante del país, Asenav. Su obra es hoy un orgullo local, que ha permitido exhibir el trabajo valdiviano en distintas partes del mundo a través de sus naves. También ha contribuido enormemente en dar conectividad al sur de Chile, especialmente en las zonas más aisladas.

Al respecto, Cristián Schild, gerente de desarrollo de Lúpulos Valdivia, indicó que la empresa se originó luego de un proceso de brainstorming, en que se descartaron otros cultivos como berries o avellano europeo, se decidió ser pioneros en un producto en la zona.

“Alguien mencionó el lúpulo y, tras un primer levantamiento de información, supimos que Valdivia tenía condiciones privilegiadas para su producción. Además, el lúpulo tenía el potencial de aportar un sello único a la emergente industria de cervezas artesanales de la región, potenciando su perfil turístico. Luego se tomó contacto con expertos en Alemania para iniciar el proceso, que permitiría traer plantas certificadas seleccionadas”, especificó.

PROCESO PRODUCTIVO DEL LÚPULO
Según explicó, Cristián Schild, el lúpulo llega a escalar hasta 6 metros de altura en una sola temporada, por lo que se necesita preparar la estructura que soportará las plantas. Ésta está compuesta por postes y alambres transversales, bajo los que se plantarán los rizomas.

Durante la primavera, las plantas comenzarán a asomarse fuera de la tierra y deberán ser guiadas con cuerdas para que alcancen altura.

En verano se cosechan las plantas para extraer las flores, las que contienen los ácidos alfa y los aceites esenciales, que darán amargor y carácter a la cerveza. Algunos cerveceros aprovechan esta instancia para comprar flores y hacer partidas de cerveza con lúpulo fresco.

El resto del producto se seca y pelletiza, para ser conservado congelado al vacío hasta su venta. Antes del sellado, se inyecta nitrógeno para evitar cualquier degradación del producto.

Actualmente las mientras las plantas hibernan bajo la tierra, Lúpulos Valdivia se encuentra trabajando en la reparación de la estructura del patio que pueda haberse dañado durante el invierno pasado, con el peso de la planta o durante la cosecha.

Adicionalmente, se analiza y prepara la tierra para obtener un rendimiento óptimo en la temporada que se aproxima.

RELACIONES COMERCIALES
En estos primeros años la empresa ha desarrollado exitosas relaciones comerciales de largo plazo con cerveceros del sur de Chile, pero no descarta abrir camino a posibles exportaciones.
“En el ámbito internacional hay mercados muy atractivos para exportar, por ejemplo Brasil; sin embargo, en el corto y mediano plazo nos enfocaremos en el mercado nacional, que aún tiene una demanda insatisfecha”, dijo.

Cristián Schild, sostuvo que la empresa finalizó exitosamente una etapa de prueba y el año pasado dio un segundo salto en tecnificación de procesos.

“Nuestro principal desafío a futuro es escalar el proyecto con el mismo éxito de las etapas iniciales”, concluyó.




No hay comentarios:

Publicar un comentario