miércoles, 27 de mayo de 2020

Gremios critican obstáculos para acceder a créditos Fogape


Una creciente preocupación existe entre los micro, pequeños y medianos empresarios debido a las dificultades que están enfrentando para acceder a los créditos Fogape, con garantía del Estado, también llamados “créditos Covid”, para hacer frente a la pandemia.
Desde la Multigremial de Emprendedores de Chile y desde los gremios, como la Cámara de Comercio de Chillán y la Asociación de Agricultores de Ñuble, advierten una demora de los bancos en responder las solicitudes, así como también solicitud de requisitos adicionales no contemplados en la ley, cobro improcedente de intereses y un gran número de rechazos, lo que ha reducido las expectativas iniciales respecto del impacto que se esperaba que tuvieran.

Como se recordará, entre las medidas dispuestas por el Gobierno para apoyar a las Pymes en el contexto de la crisis sanitaria, destacó la inyección de US$3 mil millones a los bancos, para garantizar créditos por hasta US$24 mil millones para financiar el capital de trabajo con condiciones favorables. Para ello, se definió un marco de condiciones para los bancos en el otorgamiento de estos créditos.

“Le pedimos a los bancos a que estén a la altura de las necesidades, desafíos y que actúen con la mayor diligencia”, dijo el Presidente Sebastián Piñera el 28 de abril, al poner en marcha la ley de capitalización del Fondo de Garantías para Pequeños Empresarios (Fogape).
Esta capitalización beneficiará potencialmente a entre 800 mil y 1,3 millones de empresas en todo Chile, que corresponden al 99,8% de todas las empresas del país y que emplean al 84% de los trabajadores formales. En la región de Ñuble, podrían acceder a estos créditos un total de 33.455 empresas, entre estas, 33.328 Pymes. Por otra parte, se contribuye a proteger cerca de 173 mil puestos de trabajo en la región, considerando los trabajadores de las empresas que pueden acceder al beneficio.

Según la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), al 8 de mayo se habían aprobado 23.492 solicitudes de créditos Covid-19 por un total de $1.072.424 millones. De estas operaciones, 13.398 ya están cursadas (equivalentes a un 57% del total), sumando créditos por $388.675 millones.
El tema fue analizado esta semana en las comisiones de Economía y de Hacienda del Senado, donde el presidente de la CMF, Joaquín Cortez, informó que al 10 de mayo los bancos habían recibido 97.281 requerimientos por 183 millones de UF, de los cuales habían respondido cerca de un tercio, es decir, 34.195, considerando aprobados, cursados y rechazados.

En el caso de la región de Ñuble, al 18 de mayo se habían cursado 210 créditos por 539.880 UF, lo que representa un 0,7% de los 30.040 que se habían otorgado a nivel nacional y un 1,1% del monto total entregado.

En tanto, la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif) apuntó que las solicitudes de crédito aceptadas hasta el 14 de mayo se ubican en torno a 45 mil y que las rechazadas no superan el 10%. “A la fecha se encuentran cursados casi 26 mil créditos, lo que involucra recursos que superan ampliamente los mil millones de dólares. Para dimensionar lo anterior, estos montos superan el total de recursos desembolsados en un año normal con garantías Fogape”, indicó la entidad a Diario Financiero.

“Del número total de operaciones cursadas, el 87% corresponde a las micro y pequeñas empresas (ventas hasta 25 mil UF anuales), mientras que las empresas medianas (ventas entre 25 y 100 mil UF) concentran el 10%. En ese sentido, las Mipymes representan el 97% de las operaciones ya cursadas”, anotó la Asociación.


Gremios
Alejandro Lama, presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, manifestó que en algunos casos se han observado demora en la respuesta, “ha estado lento el proceso, entiendo que por cada crédito son diez documentos que firmar y se ha generado el triple de operaciones respecto de un período normal, y según lo que nos han planteado de la Asociación de Bancos, se está haciendo lo humanamente posible”.

En ese contexto, Lama comentó que el gremio está colaborando con algunos socios que han tenido problemas, poniendo en contacto esos casos con la Asociación de Bancos y con el BancoEstado.
Respecto a las críticas de la Multigremial sobre rechazos fundados en el rubro del solicitante, como habría ocurrido con empresarios del sector construcción, el dirigente chillanejo expuso que en los sectores más afectados por la crisis, como el turismo y los restaurantes, la percepción es que se ven poco viables. “Aunque no tengan ninguna morosidad, son rubros que representan un alto riesgo crediticio, porque aún no se sabe cuándo volverán a abrir y en qué condiciones lo harán”, sostuvo Lama, quien advirtió que “el escenario se ve complicado, yo creo que muchas empresas en el sector turismo quizás deban bajar la cortina, no los veo funcionando en el corto plazo”.

De igual forma, abordó la situación de muchas micro y pequeñas empresas que no están bancarizadas, por lo que sus alternativas de financiamiento son más limitadas. Pensando en este segmento, el Gobierno anunció hace una semana la estructuración de un fondo con garantía del Estado y una red de instituciones financieras no bancarias.

Anteriormente, la Multigremial había estimado que los créditos Fogape otorgados a través de los bancos dejarían a cerca del 70% de las Pymes sin acceso a financiamiento.
“Hay muchos empresarios que no están bancarizados, por eso es importante esta ventana que ha abierto el Gobierno, para que los pequeños puedan pedir créditos, por ejemplo, en las cooperativas. Es una opción que antes no estaba”, subrayó el dirigente gremial.

Por su parte, Alfredo Wahling, presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble y líder regional de la Multigremial, advirtió que en la región se están observando los mismos problemas con el otorgamiento de créditos, pero además, apuntó que en el caso del sector agrícola se requiere adaptar los contratos al ciclo de producción, donde una de las propuestas es el pago anual y no mensual.
El dirigente criticó la excesiva burocracia en la tramitación de los créditos Covid “y vemos que los bancos les ponen muchos problemas a los empresarios que no tienen un estado de situación al día, prácticamente son desechados, y por otro lado, a pesar de que tienen garantía del Estado igual son rechazados por riesgo, por lo que finalmente no se cumple con el objetivo de esta medida, que era fortalecer a los más afectados”.
En ese sentido, planteó que resulta paradójico que precisamente aquellos rubros más afectados, como el turismo o los restaurantes, son los que enfrentan mayores obstáculos en la venta.

BancoEstado
Raúl Toro, subgerente regional Chillán de BancoEstado, hizo una evaluación positiva del proceso de otorgamiento de créditos Fogape. “Nuestra evaluación es positiva, ya que con estos créditos de la línea Fogape estamos dando un apoyo concreto y un alivio a todos los chilenos frente a una situación que no tiene precedentes en nuestro país (…) Es por ello que hemos actuado con la mayor rapidez y, prueba de ello, es que a menos de 24 horas de haberse licitado Fogape pudimos cursar el primer crédito de este tipo”.

Estadísticas entregadas por BancoEstado, correspondientes al 20 de mayo, señalan que dicha entidad había cursado 12.119 créditos por un monto de $171.513 millones a nivel nacional, mientras que en Ñuble el banco había concretado 336 préstamos por un total de $3.670 millones.
Consultado respecto a las críticas de los gremios por la demora en responder, Toro sostuvo que “estamos realizando todos los esfuerzos técnicos y humanos para poder atender a todos nuestros clientes y usuarios de la manera más rápida posible”.

En cuanto a los rechazos, el ejecutivo afirmó que “es importante tener claro quiénes pueden acceder a estos recursos (…) Los postulantes no deben encontrarse en un proceso de insolvencia, de quiebra, o liquidación. Si es una empresa con ventas menores a 25 mil UF anuales, no debe tener más de 30 días de mora en sus créditos al 31 de octubre de 2019; si es una empresa con ventas mayores de 25 mil UF anuales, no debe tener más de 30 días de mora en sus créditos al 31 de marzo de 2020”.

“Es relevante también, recordar que estos créditos  deberán ser destinados a cubrir necesidades de capital de trabajo, lo que incluye pago de salarios, arriendos, suministros, pago de proveedores, entre otros, para así contribuir a reactivar sus actividades”, puntualizó Toro.

Más fiscalización
En tanto, Roger Cisterna, seremi de Economía en Ñuble, destacó que los créditos Fogape “han sido una herramienta muy efectiva si lo consideramos como una medida que fue tomada para poder hacer más llevaderos estos tiempos de crisis en cuanto a la liquidez que puedan llegar a tener las empresas. La repactación de créditos o el otorgamiento de créditos blandos siempre va en ayuda de las Pymes, y sabemos que han tenido algunas dificultades en algunos casos, pero también confiamos que se van a seguir incluyendo algunas medidas. Y es por eso que debemos complementarlas a nivel regional. Recordemos que la cartera de Economía en Ñuble, con nuestros instrumentos, hemos levantado fondos por cerca de 10 mil millones de pesos para ir en ayuda de los más afectados”.

La autoridad subrayó que “aparte del Fogape, nosotros debemos considerar la última herramienta que anunció el Gobierno para ir en ayuda de aquellas empresas que no están bancarizadas, lo que viene a complementar la ayuda que está entregando el Gobierno”.

A raíz de las denuncias que se han realizado, Cisterna aseveró que “la fiscalización tiene que ser más exhaustiva que nunca. Nosotros, como Ministerio de Economía, también estamos haciendo una revisión constante del cumplimiento de esto, inclusive viendo caso por caso para saber a ciencia cierta cuáles son las razones para los rechazos”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario