sábado, 2 de mayo de 2020

Albergue trinitario será reabierto en San Carlos


El albergue que debió cerrar por falta de recursos, será reabierto gracias  a un acuerdo del Ministerio de Desarrollo Social y la Gobernación de Punilla con  la Fundación Familia Trinitaria. 
El hospedaje para  personas que viven en las calles  permitía que la fundación lo hiciera y funcionara gran parte de los meses de invierno y primavera, sin embargo la fuente de financiamiento (aportes desde España) dejó de enviar recursos  e hizo imposible su continuidad.

Esta semana se informó que la Gobernación de la Provincia de Punilla y la Seremi de Desarrollo Social Ñuble, se harán cargo del funcionamiento del albergue San Juan de Mata, con capacidad para 20 personas.  

Para dicho fin, dichas entidades estatales concretaron un convenio por cerca de $ 40 millones para poner en funcionamiento el establecimiento, de propiedad de la Fundación Familia Trinitaria, de los Padres Trinitarios de San Carlos, durante cuatro meses, en el marco del programa Noche Digna del Ministerio de Desarrollo Social (Mideso). 

Así, una vez transferidos los recursos del ministerio a la Gobernación, esta se encargará de los aspectos operacionales, para poner en funcionamiento el albergue, gracias a un comodato de sus dependencias y equipamiento de parte de la Fundación.


Durante la semana el albergue contará con tres turnos a cargo de un monitor, además de dos monitores para el fin de semana. También tendrá a disposición un técnico en enfermería, una manipuladora de alimentos y dos auxiliares de aseo, además de un terapeuta ocupacional, una o dos veces por semana, más personal de coordinación, en apoyo al monitor, quien puede prestar asesoría jurídico social y/o psicológica. 

Entre las instalaciones, en el albergue se implementará una sala de enfermería, además de una sala de aislamiento en caso de algún positivo con Covid-19.  Además de la cocina y baños completos, el dormitorio general cuenta con 16 camas de una plaza y media y dos camarotes.

Entre las prestaciones a quienes concurran al albergue se les dará alimentación completa (desayuno, almuerzo, colación y cena), y se les hará entrega de kits de aseo y de abrigo (ropa interior, que incluye camiseta, calzoncillos, calcetines, entre otros, zapato o zapatilla, jeans, polerón, camisa o polera manga larga). 

El Padre Hernán Ortiz, párroco del Convento y presidente de la Fundación, expuso que “lo fundamental es que las personas de calle, que necesitan hogar durante el invierno, puedan tener una cama, como todos los años nosotros lo hemos hecho como iglesia y como fundación, pero este año, por toda la contingencia social no tenemos personal y no hay recursos económicos”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario