miércoles, 22 de abril de 2020

Kinesióloga entrega recomendaciones para trabajar bien en casa


La conducta de autoaislamiento y el distanciamiento social, sumado a un proceso de teletrabajo (en aquellos que pueden hacerlo), genera desafíos en el propio autocuidado tanto mental como físico.
En el caso de la mayor cantidad de horas que hayan pasado sentados, frente al televisor o computador, este trae consecuencias en nuestro cuerpo, músculos, articulaciones, columna  vertebral se resiente cuando permanecemos largas horas sentados.

San Carlos On line en su programa "Noche informativa" entrevistó a la joven  kinesióloga María Paz Solís Rojas,  quien nos dijo: "Debido al coronavirus nos estamos viendo forzados al teletrabajo, la gran parte de la población y entonces debemos arreglar de forma improvisada, o sea con lo que tenemos en casa, un lugar de trabajo.

La prolongada  posición, al estar sentado nos puede traer  consecuencias como dolor de espalda y de cuello. 

Lo que nuestro cuerpo requiere es un período de adaptación, no solo físico sino también mental, ya que el estrés generado por las mismas circunstancias puede influir en las diversa molestias musculares  que podrían aparecer. 
Trabajar de esta manera y bajo estrés puede suponer sobre esfuerzos postulares y visuales también a  la larga".



La profesional recomendó hacer pausas activas cada una hora y media más o menos. También dijo que es importante escoger una buena silla y  con iluminación adecuada.
También dijo que es importante sentarse  correctamente, esto es,  llegar hasta  el respaldo de la silla y así lograr una posición erguida. Los pies deben estar siempre bien apoyados en el suelo y evitar cruzar las piernas.

La joven  kinesióloga María Paz Solís Rojas fue categórica en advertir que ni la cama ni el sofá sirven para trabajar "por qué, porque cuando estamos en la cama, nos sentamos con las piernas estiradas para apoyar el computador  sobre los muslos y esto hace que forcemos la musculatura de nuestro tronco,  los músculos de las piernas y además nuestros brazos que sujetan el computador y estar trabajando al mismo. "Es una pésima idea trabajar en la cama", concluyó la profesional kinesióloga.




No hay comentarios:

Publicar un comentario