sábado, 14 de marzo de 2020

Tejedora de 93 años fue reconocida por el Dia de la Mujer


En el marco del Día Internacional de la Mujer, la tejedora de Pueblo Seco, María Inés Sandoval recibió un galardón por el Dia de la Mujer.
Mirando aprendió a tejer cuando recién tenía ochos años, y desde allí que no se detuvo más. Hoy María Inés Sandoval Gutiérrez tiene 93 años, y su nuera es enfática en que “si ella deja de tejer en mucho tiempo, se enferma”. Y es que esa pasión y entrega por el oficio que le ayudó a salir adelante con su familia, criar a hijos y nietos, la hicieron ser merecedora de un reconocimiento en el marco del Día de la Mujer.


“Ella hila la lana, la tiñe, y se pone a tejer. Le gusta estar en el proceso de inicio a fin, y la verdad es que cuando deja de tejer por mucho tiempo se empieza a enfermar”, mencionó María Elena Rubilar, nuera de María Inés, mientras que la propia artesana agrega que con la venta de 5 mantas hecha por sus manos, pudo hacer el dinero para comprarse el terreno en que hizo su hogar.

Finalmente la galardonada mujer, dijo estar contenta de haber sido considerada con dicho reconocimiento. “Doy las gracias por este gesto, la verdad es que el tejer me ha entregado mucho. 
Tuve la posibilidad de criar a mis hijos, y también después recibí a mis nietos en esta misma casa. Estoy muy contenta por esto”, dijo Sandoval, quien ya antes en el 2015, también había sido reconocida por su importante contribución al Patrimonio Artesanal de Ñuble, mediante el Ministerio de Culturas, Artes y Patrimonio.


La seremi de la Mujer y Equidad de Género de Ñuble Bárbara Hennig, y el gobernador de Diguillín Enrique Rivas, quienes la visitaron personalmente en su casa en Pueblo Seco, para entregarle el galvano de reconocimiento.




No hay comentarios:

Publicar un comentario