viernes, 17 de enero de 2020

Robo en Cementerio deja al descubierto falencias en seguridad


Sin luz un nochero cuida las 6 hectáreas del recinto
El robo que afectó al Cementerio de San Carlos dejó en evidencia las falencias en cuanto a seguridad y, si bien los delincuentes huyeron con una caja fuerte que contenía dinero, el hecho de que haya un nochero, la falta de iluminación y no haya cámaras,  requiere aumentar la seguridad del recinto.

Alrededor de las 22 horas de este miércoles se activó la alarma del Cementerio municipal, la que paralelamente  alertó a Carabineros quienes se habrían  hecho presente en el lugar y mediante el uso de sirenas habrían llamado en el acceso principal sin que nadie saliera, por lo que carabineros se habrían retirado.

Dentro del cementerio, un predio de seis hectáreas, había un nochero externo el cual no se habría percatado de ninguna situación extraordinaria, sino solo hasta las seis de la mañana cuando en un recorrido, se percató que las puertas de las oficinas estaban abiertas, dando cuenta del hecho a la administración, ante lo cual concurrió al lugar el funcionario de turno, Víctor Solís.

Los delincuentes habrían ingresado al recinto y se habrían dirigido a las oficinas forzando las puertas de acceso, lo que repitieron en la dependencia de los auxiliares y en la de los guardias. Desde las oficinas sustrajeron una caja fuerte que pesa unos 100 kilos, y que contenía unos $400.000, la cual habrían trasladado en una cureña, que se usa para el traslado de féretros  por la calle interior, según las huellas,  hasta la salida posterior  que da a calle Tomás Yávar, huyendo con  esa caja y algunas herramientas.


El Cementerio había sufrido antes otro robo,  por lo cual la administración  contrató a una empresa de seguridad externa, de la cual depende el nochero, ya que de día el recinto es custodiado por dos guardias.

Las oficinas ni el recinto cuentan con cámaras de seguridad y desde el año anterior existe un proyecto para dotar de cámaras al Cementerio de San Carlos  lo cual, a partir de este nuevo robo, debiera  concretarse.


La presencia de un solo nochero, no un guardia, más el hecho de que el recinto mantiene sus luces apagadas se conoció a través de declaraciones formuladas por uno de las personas que allí labora, quien en la redes sociales señaló: "yo soy nochero de ahí, no era mi turno, pero quiero verla a usted toda la noche sin luz, porque al administrador del cementerio le duele lo que sale de luz como si se la descontaran a él.  La cuestión es que son seis hectáreas para una sola persona. Cree usted que es posible poder cuidar solo todo un cementerio…".

El Cementerio municipal es una de las áreas que  mantiene un presupuesto con cifras azules, por lo que  debería autorizarse mayores recursos para la seguridad, como también sería oportuna la reparación de sus veredas  interiores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario