jueves, 16 de enero de 2020

Conocen ensayo de arroz que genera ahorro sustancial de agua


Sistema intensivo del cultivo del arroz (SRI) reemplaza la inundación permanente por la aplicación de riego, reduciendo hasta en un 50% las necesidades de agua.
Guiadas por la encargada del Programa de Mejoramiento Genético de arroz de INIA, Karla Cordero,  autoridades de agricultura del Maule visitaron la parcela demostrativa que mantiene el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) en la comuna de Parral.



“La metodología SRI o Sistema de Intensificación del Cultivo de Arroz, se enmarca en una reorientación hacia una producción sustentable, dado que nos permitirá avanzar en la reducción de productos químicos utilizados en el cultivo, eliminando el uso de herbicidas y, a la vez, ahorrar un alto porcentaje del agua utilizada actualmente en este cultivo, llegando a producir solo con un tercio del agua utilizada convencionalmente”, explicó la investigadora Karla Cordero.


Ventajas del método SRI
El SRI es una metodología que se enmarca en el desafío internacional de producir más arroz con menos insumos. La investigadora Karla Cordero explicó que este método se ha probado en los últimos años en Chile con las variedades comerciales disponibles. “Dentro de las ventajas que presenta el SRI para nuestro país, destaca el control de malezas mecanizado, lo que favorece la oxigenación de los suelos. Además, permite un mejor desarrollo de las raíces de las plantas de arroz y una más eficiente absorción de nutrientes, activando los microrganismos benéficos del suelo”.


La especialista añadió que esta metodología permite eliminar la aplicación de herbicidas, “con lo que se convertiría en un cultivo libre de fungicidas, pesticidas y herbicidas, ya que por ser el arroz más austral del mundo, el arroz chileno no presenta plagas ni enfermedades”.

Finalmente, Cordero sostuvo que otra de sus ventajas, y quizás las más gravitante en el escenario de sequía por el que atraviesa Chile, es “la significativa reducción en el uso del agua de más de un 50%, ya que la siembra se realiza en seco y el cultivo solo se riega, evitando la inundación del mismo”.


Chile es el primer país de zona templada del mundo que utiliza la metodología SRI, lo que implica que los resultados de la parcela demostrativa de Parral son los primeros en su tipo y hasta ahora, muy alentadores, explicó la investigadora de INIA Quilamapu. “El objetivo por ahora es identificar las variedades que logren mejores rendimientos con este sistema y que utilicen más eficientemente del agua”, concluyó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario