lunes, 6 de enero de 2020

Camila Flores fue echada entre aplausos de tienda H&M

Denuncia que vendedores se negaron a atenderla y guardias la sacaron de la tienda
NACIONAL.- (El Desconcierto ).- El hecho se habría producido el pasado 6 de diciembre, cuando la diputada trató de pagar unos productos en la tienda H&M del mall Plaza Costanera.
Tras la negativa de dos cajeras de atenderla, la supervisora le habría pedido que se retirara del lugar, acción que finalmente concretaron dos guardias del local, que la habrían echado entre los aplausos de los vendedores y vendedoras.


Este domingo, Bío Bío Chile publicó un reportaje en el que se analiza la presentación que hizo la diputada Camila Flores a la Corte de Apelaciones de Santiago, para que los jueces ordenen a la empresa que no borre las grabaciones de las cámaras de seguridad del mall Plaza Costanera, ubicado en Vitacura, donde la parlamentaria afirma que fue discriminada por su tendencia política.

Esto habría sucedido la tarde del pasado 6 de diciembre, cuando Flores ingresó junto a su marido, Percy Marín, a la tienda H&M que se encuentra al interior del mencionado centro comercial.

Según relata la diputada pinochetista en su escrito, al dirigirse a pagar los productos a la caja, la funcionaria que la operaba le habría negado la atención por ser de derecha. Luego, al dirigirse a otra empleada del lugar, esta le manifestaría lo mismo que su compañera, razón por la que la parlamentaria armó un escándalo en la tienda, como afirma el medio.

Ante esta situación, Flores habría exigido hablar con la supervisora del lugar. Sin embargo, esta persona no solo le habría negado la atención, sino que también le pidió que se retirara del local, de acuerdo a la versión de la política de derecha.

Así también, afirma que acto seguido aparecieron dos guardias que la habrían echado “a punta de empujones y manotazos” para quitarle el teléfono con el que grababa la situación, todo esto mientras los vendedores de H&M aplaudían su retiro del recinto.




Con la acción legal presentada, la diputada busca conseguir las pruebas, demandar a la compañía y ser compensada monetariamente por lo que considera una “humillación”.

Por su parte, la empresa H&M emitió un comunicado para el medio en el que dan a conocer su posición respecto a lo ocurrido:

“En H&M tenemos una política global de tolerancia cero hacia la discriminación. Dicha política se aplica tanto en la relación entre nuestros trabajadores, como hacia clientes o entre trabajadores y clientes. No aceptamos ningún tipo de discriminación por ningún motivo, ya sea de índole religiosa, de género, ideológica o cualquier otro tipo. Nuestros trabajadores son conocedores de dicha política y se trabaja para mantenerla viva.


Tenemos constancia del incidente (…) y desde el día que tuvo lugar se abrió una investigación interna para esclarecer lo sucedido. Las empresa se reserva el derecho a implementar las medidas internas que correspondan una vez la investigación concluya. Entre ellas, y dadas las circunstancias que se están viviendo en Chile, ya se ha optado por reforzar la política de no discriminación ya mencionada, así como otras medidas que consideramos fomentan un buen ambiente de trabajo y la seguridad de las personas en nuestra tiendas”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario