viernes, 20 de diciembre de 2019

Decreto alcaldicio avalaría dineros percibidos por Director de Obras


"Se demandó en cuanto el alcalde  me pidió iniciar las acciones, el proceso está en curso" respondió la abogada municipal  como justificación al hecho que después de cinco años
  la alcaldía reactivara una demanda al director de obras por el pago de la diferencia percibida  al aumentarle un grado  y por ende un mayor sueldo, cuestión que la justicia terminó por  dejar sin efecto  después de un largo proceso, porque la diferencia percibida por el director de Obras no fue  reintegrada.


Lo que no se dijo en la oportunidad es que la parte demandada ha señalado que el aumento de grado, durante el tiempo que este duró  estuvo respaldado por un decreto válido del mismo alcalde y en  consecuencia no existiría ninguna irregularidad ni deuda pendiente.

El caso que ya había sido abordado en el concejo municipal, fue  nuevamente tema de este foro, por parte del alcalde, quien lo incorporó en la sesión y le consultó a la abogada, quien explicó: "En el caso del señor Suazo, este contestó y dijo en su contestación que él sí tenía esa plata, pese a transcurrir el tiempo de prescripción. Entonces, qué dijimos nosotros,  hubo una confesión tácita de una deuda. La sentencia acogió la prescripción y nosotros hemos apelado y vamos a ir alegar a la Corte de Apelaciones".

En el caso del director de Obras, este en su momento   por decisión del alcalde fue sorpresivamente notificado de un nuevo grado, lo anterior con la finalidad de sacarlo del cargo de Director de Obras Municipales, ante lo cual  este funcionario recurrió a la justicia, la que posteriormente  le dio la razón, quedando sin efecto el decreto que le obligaba a asumir un nuevo grado, sin embargo durante el tiempo del proceso el Director de Obras, Gastón Suazo percibió  el sueldo  del grado impuesto.


El monto supera los siete millones de pesos y lo negligente del caso es que esta supuesta deuda tiene  cinco años,  tiempo en el municipio no actuó y solo ahora  demandó  y la justicia ha dicho que la deuda  está prescrita.

Cabe indicar que tres abogados municipales  anteriores  a la actual profesional,  desecharon iniciar acciones legales en contra del director de Obras por este causa.

Una versión distinta ha planteado el demandado, quien señala que no ha existido  un pago erróneo, puesto que estos pagos fueron en virtud de un decreto alcaldicio de fecha 3 de abril del año 2014, el cual resuelve que se le asciende a contar del día 1 de abril de 2014 a la planta directivos, Grado 6° . 

En consecuencia estos pagos recibidos no serían  erróneos, ya que se encuentran avalados en un decreto alcaldicio válido, indica.


El caso se encuentra judicializado y es otra arista en las  permanentes diferencias entre el alcalde Gebrie y el Director de Obras, Gastón Suazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario